Publicado: 28.04.2015 10:04 |Actualizado: 28.04.2015 10:04

La jueza mantiene abierto el caso por
la muerte de 15 inmigrantes en Ceuta

Se niega a archivar la causa abierta, como pedía la defensa de los agentes antidisturbios, y pedirá a Marruecos las autopsias de diez cuerpos recuperados en sus aguas.

Publicidad
Media: 5
Votos: 1
Comentarios:
Labores de rescate de uno de los fallecidos en la tragedia del Tarajal, en Ceuta.

Labores de rescate de uno de los fallecidos en la tragedia del Tarajal, en Ceuta.

CEUTA.- La titular del Juzgado de Instrucción número 6 de Ceuta ha negado el archivo del caso abierto contra 16 guardias civiles por la muerte de 15 inmigrantes subsaharianos ocurrida el 6 de febrero de 2014 en un intento de entrada en la ciudad a través de la frontera del Tarajal.

Según han informado fuentes judiciales, la jueza no ha atendido la petición de los abogados defensores de archivar las diligencias abiertas al considerar que ninguno de los agentes está relacionado con el fallecimiento de los subsaharianos.



La jueza ha optado por no aceptar el archivo de la causa y ha determinado llevar a cabo nuevas diligencias, entre ellas solicitar a Marruecos los datos de las autopsias de los diez cadáveres hallados en el lado marroquí del vallado.

Mientras tanto, la acusación particular ejercida por la Coordinadora de Barrios ha lamentado que se continúe "dilatando" el proceso judicial abierto.

A través de las redes sociales, la organización no gubernamental ha asegurado que "cuanto más tiempo sin respuesta más dolor infligimos a las familias".

La Coordinadora de Barrios -una de las organizaciones personadas en la causa- se ha referido de esta forma a los 14 meses transcurridos desde el suceso.

Según el auto judicial, el procedimiento, en sus diligencias previas, se inició tras la denuncia de la Abogacía del Estado, la Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR) y otras asociaciones como Coordinadora de Barrios y Pro Derechos Humanos.

La instrucción de los hechos tendrá que determinar si los agentes pudieron ser responsables de un presunto delito de homicidio imprudente.

La Audiencia Nacional señaló que este Juzgado de Ceuta era el competente para instruir los hechos denunciados dado que no está probado en qué aguas murieron los 15 inmigrantes que trataban de entrar en España.