Publicado: 30.10.2015 17:32 |Actualizado: 30.10.2015 18:02

Julián Muñoz: "Me ratifico en el perdón que solicito a la ciudad de Marbella y a la sociedad"

El exalcalde Marbella ha insistido en reconocer y asumir "los hechos en la parte en la que me corresponde", además de agradecerle al fiscal y al Tribunal el sino "haber sido seres humanos conmigo".

Publicidad
Media: 1.67
Votos: 3
Comentarios:
El exalcalde de Marbella Julian Muñoz es ayudado por el abogado y expresidente del Sevilla F.C, José María del Nido, a retirar la silla para que pueda sentarse en la última sesión del juicio por el caso Fergocon. EFE

El exalcalde de Marbella Julian Muñoz es ayudado por el abogado y expresidente del Sevilla F.C, José María del Nido, a retirar la silla para que pueda sentarse en la última sesión del juicio por el caso Fergocon. EFE

MÁLAGA.- El exalcalde de Marbella (Málaga) Julián Muñoz se ha ratificado este viernes, en su última palabra en el juicio del caso 'Fergocon', sobre presuntas irregularidades en contrataciones de obras por parte del Ayuntamiento marbellí, "en el perdón que solicito a la Sala, a la ciudad de Marbella y a la sociedad en general por todo aquello que pueda haber cometido". El juicio ha quedado visto para sentencia.

Muñoz ha hecho uso de este derecho para insistir, como ya hizo en su declaración, en su arrepentimiento y en reconocer y asumir "los hechos en la parte en la que me corresponde". "Me ratifico en lo que declaré, absolutamente en todo", ha señalado el exregidor marbellí, quien se ha manifestado de la misma forma respecto de "algo más por lo que me quede ser juzgado".



Ha dado las gracias al fiscal y al Tribunal por "no solo haber sido jueces, sino por haber sido seres humanos conmigo" y "demostrar la humanidad que han tenido hacia mi persona" ante sus "enfermedades y patologías", eximiéndole de estar en todo el juicio. "Seguramente, como se demostró después, no lo hubiera resistido", ha apostillado en referencia al ingreso hospitalario que tuvo hace unas semanas. El presidente de la Sala le ha deseado "que se mejore".

La Fiscalía Anticorrupción solicita para el exregidor una pena de tres años y medio de prisión al acusarlo de los delitos continuados de malversación, falsedad y prevaricación administrativa. Por contra, el Ayuntamiento de Marbella, como acusación particular, pide que se le imponga cinco años y medio de cárcel. Ambas partes instan a que se le aplique la atenuante de dilaciones indebidas.

En este juicio, que comenzó el día 2 de septiembre y que este viernes ha quedado visto para sentencia en la Sección Octava de la Audiencia de Málaga, hay otros 10 acusados, entre ellos el letrado sevillano José María del Nido, quien no ha hecho uso de su derecho a la última palabra, como tampoco su hermano Óscar ni el exedil Vicente Manciles.

MUÑOZ

El ministerio público solicita que a Del Nido, que en el juicio sí admitió los hechos "deplorables", pidió perdón y dijo que iba a reparar el daño causado, se le impongan dos años y tres meses de prisión; mientras que el Consistorio pide cinco años de cárcel. Para el hermano del anterior, responsable de la empresa Fergocon, el fiscal pide la misma pena.

Otros procesados sí se han manifestado en la última palabra para declarar su inocencia y para expresar el sufrimiento padecido. Así, uno de los acusados ha pedido a la Sala que a la hora de tomar una decisión sobre este caso se sitúe "en aquella época, cuando no había saltado ninguna alarma ni escándalo y la gente que trabajaba en el Ayuntamiento no se podía ni imaginar lo que se estaba cociendo".

El exinterventor Juan Antonio Castro ha expresado su agradecimiento al Tribunal por el trato dado y "por la objetividad que ha tenido en el tratamiento y desarrollo de este juicio", pidiendo "una sentencia que honre a la justicia". Su letrado, que ha hecho este viernes su informe final, ha destacado que su cliente denunció la situación de Marbella desde el principio de la era Gil.

La defensa del exinterventor ha recordado que fue "a la Fiscalía, al Tribunal de Cuentas y a donde podía ir" para denunciar la falta de control que había, en un momento en el que "todos defendían a Jesús Gil". Se ha remitido a sentencias de los casos 'Camisetas' y 'Minutas', en los que su cliente fue testigo de cargo contra esos desmanes.

Etiquetas