Publicado:  21.06.2012 07:46 | Actualizado:  21.06.2012 07:46

Julio Anguita: "Yo no pienso ir a ningunas elecciones"

El histórico líder de Izquierda Unida se ofrece como referente de un frente cívico interclasista, que no va en contra de ninguna otra organización

Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Durante el pasado fin de semana, Julio Anguita colgó en la red un vídeo en el que proponía la creación de un frente amplio contra la crisis, la perplejidad y la depresión, no sólo económica, que vive el país. Durante el próximo fin de semana, aclarará el sentido de algunas de sus propuestas a través del blog del llamado Colectivo Prometeo, al que pertenece.

"Lo estoy redactando ahora y en dicho texto explico de manera pormenorizada la propuesta, las razones que motivan esta iniciativa. A través de un vídeo hay aspectos que no pueden explicarse", comentó a preguntas de Público.es

Desde su domicilio de Córdoba, Anguita asegura que se trata simplemente de movilizar a la mayoría de los habitantes de este país, que aparentemente no saben qué hacer ante la crisis que vienen sufriendo en primera línea: "No se trata de crear un frente, sino de dar los primeros pasos para poder crearlo. No se crea nada al aire de un conjuro o ante una simple llamada. Yo creo en los programas, siempre he creído en ellos. Y de lo que se trata es de asumir que quienes estamos padeciendo lo que ocurre, quienes estamos escandalizados por todo ello, somos una mayoría pero no tenemos conciencia de serlo. Somos una mayoría dividida y subdividida, la de los que quieren luchar, la de los que pasan, la de los que tienen ante si la veda partidaria. A través de la reflexión y el trabajo, debemos transformar esa suma de yoes en un nosotros. No hay fuerza política ni sindical, ni nada, que arregle esto por sí sola".

"Yo no hablo -añade-de que la inmensa mayoría dividida se dé cuenta de que puede ir unida durante un tramo muy grande, en base a un programa de mínimos al que nadie puede negarse. Yo quiero movilizar a la inmensa mayoría de la población de una manera transversal. ¿Quién no está de acuerdo en que se suban las pensiones?. No tiene que ser un frente de izquierdas sino que simplemente pretendo un frente del sentido común".

Sumar experiencias, reflexiones, trabajo en equipo, a fin de que esa mayoría intervenga en la transformación de la realidad. Esa es, en esencia, la apuesta de Anguita: "Estoy evitando hablar de izquierdas, de derechas, de socialismo, de comunismo, de república". Una iniciativa interclasista, por lo tanto: "En estos momentos, la respuesta a esta situación tiene que ser de interclasismo, en esto sigo la estela de muchos maestros que inspiran a los que nos decimos de izquierda. La propuesta programática responde a las demandas de una mayoría no politizada, que huye de la política y que incluso está asustada. Quiero una reforma democrática basada en proyectos que estén dentro de la ley y que se impongan democráticamente. Hoy, cumplir la constitución es revolucionario. Busco una propuesta atractiva, que cada paso genere la necesidad del siguiente y la subida del nivel de conocimiento; una propuesta pedagógica, a fin de cuentas, en la que hay mucho de socrático".

No se trata, en cualquier caso, de crear una Syrisa a la española: "No, no es Syrisa. Yo soy muy seguidor del filósofo Adolfo Sánchez Vázquez (Algeciras, 1915-México D.F.2011), quien solía decir que  la revolución no son los cuarteles de invierno o Fidel Castro entrando en La Habana. La revolución está en medidas justas, necesarias, imprescindibles, legales, que tienen el potencial de una vez puestas en marcha desencadenan procesos de ulteriores cambios".

Tampoco estriba en una alternativa política a Izquierda Unida, formación que él auspició en su día a través de Convocatoria por Andalucía y a la que sigue adscrito a través del Partido Comunista: "Yo he cuidado muy bien de que mi propuesta no se salga de los estatutos. Soy militante del PCA, partido al que pienso pertenecer hasta que desaparezca y de izquierda unida, mientras siga la línea del proyecto que inicié. No estoy por la labor de irme. Estoy haciéndolo al margen de, no en contra de. No voy a participar de ninguna lista electoral ni fuerza política que se constituya en rival de Izquierda Unida. Lo mío va por otro camino".

"Cuando propongo todo esto no tengo la contienda electoral en el horizonte. ¿Por qué me ofrezco de referente? Yo no pienso ir a ningunas elecciones, ni por mi edad, ni por mi estado de salud pero también por la convicción de que segundas partes nunca fueron buenas. Si esto cuaja y cabe esa posibilidad de que andando el tiempo ese frente concurra a unas elecciones, ya vería qué voto. Presentarme al frente del mismo, queda totalmente descartado. Intento poner algo en marcha e intervendré ahí como uno más, discutiendo o usando la capacidad de ascendiente. No pienso tutelar esto bajo ningún concepto. Es algo muy arriesgado. Quiero sumar, no restar. No sé de otra salida, si la hay, que me lo expliquen. ¿Qué hacemos, me dicen? Mira a tu entorno, les respondo. Esto es una propuesta de organización que tiene un referente, yo, para empezar. Y si ese referente sirve, miel sobre hojuelas, pero nada más".

Sin más infraestructura que el blog del Colectivo Prometeo, Anguita ha renunciado a pedir ayuda a su partido o a la coalición en que milita: "Sería una pérdida de libertad. Y la libertad y la dignidad no tienen precio".

Cuando se le pregunta si todo su discurso responde, en parte, al espíritu del 15 M, él prefiere apelar a otras fuentes, desde Sócrates al informe Petras: "No hay exclusión a priori de nadie -prosigue su discurso--. ¿Quién soy yo para excluir? Se trata de que la gente reaccione ante problemas concretos. ¿Qué padre o madre no estaría dispuesto junto a sus hijos a evitar este holocausto generacional? ¿Qué van a hacer, irse al extranjero? Los titulados, ¿y el resto? Nadie se ha preguntado qué va a ser de España y no hablo bajo el típico sentido patriótico. Las facultades, tirando títulos todos los años a la calle, ¿para qué? ¿Donde está el puesto de trabajo, la garantía de futuro aunque sea modesto? Esto está así. ¿Ustedes que quieren hacer? No hay ningún partido político, ningún economista que tenga la vara mágica. Aquí sólo quedamos la mayoría si queremos ser mayoría. La mayoría de quienes están parado, o tienen un hijo, un nieto o un sobrino que lo está, o tiene un contrato basura o está explotado a niveles de semi-esclavitud. Esa inmensa mayoría no es consciente de que es mayoría. Y si no toma conciencia de ello, nos hundiremos todos como el Titanic".

PUBLICIDAD

Comentarios