Público
Público

Junqueras exige una reforma fiscal global para apoyar al nuevo Govern

ERC quiere la supresión del euro por receta, una rebaja del IRPF y un nuevo tributo sobre depósitos bancarios, entre otras medidas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El líder de ERC, Oriol Junqueras, exige una reforma fiscal global para que su partido apoye al nuevo Gobierno catalán, pero matiza que no le pondrá ninguna condición infranqueable a Artur Mas para pactar: 'ERC no pone ninguna línea roja concreta'. En declaraciones a Rac 1, Junqueras ha insistido en que su apoyo a CiU está condicionado a que se acelere la celebración de una consulta de autodeterminación y a que el presidente catalán, Artur Mas, acceda a una profunda revisión de los impuestos.

ERC quiere que la reforma impositiva pase, en líneas generales, por una supresión del euro por receta, una rebaja del IRPF, la recuperación del Impuesto de Sucesiones (150 millones de ingresos) y la creación de dos nuevos tributos, uno sobre depósitos bancarios (600) y otro sobre transacciones financieras (900). Junqueras ha asegurado que ninguna de sus exigencias en esta materia son innegociables, pero si ha advertido de que Mas tiene que comprometerse a cambiar impuestos si quiere el Gobierno 'fuerte y estable' que pidió el viernes en rueda de prensa.

El líder republicano se ha abierto a dar el 'sí' a la investidura de Mas en primera vuelta y materializarla antes de Navidad, y ha admitido que los mínimos para apoyarla es que se 'intuya' que después habrá entre ERC y CiU una acuerdo con los Presupuestos catalanes de 2013. Aunque no ha fijado la fecha de la consulta para septiembre de 2013, Junqueras reclama celebrarla con celeridad porque considera que la independencia es el camino más rápido y el único factible para que Catalunya encare la crisis con más garantías.

Según ha indicado Junqueras, lo más adecuado sería que CiU y ERC negocien 'un acuerdo con el conjunto de la sociedad catalana', en forma de 'contrato-programa', que ofrezca seguridad durante un 'tiempo indefinido', ha dicho.

Junqueras ha cargado contra el Gobierno de Mariano Rajoy porque ha asegurado que el viernes anunció que impulsaba una reforma legislativa sobre los depósitos bancarios para vetar la iniciativa de ERC de conseguir nuevos ingresos a través de un nuevo impuesto. El Ejecutivo, a través de una enmienda del PP a la ley de medidas tributarias que se debate en el Senado, ha creado un impuesto estatal sobre los depósitos, que grava al 0%, de las entidades financieras para que las comunidades no puedan aplicar uno propio. Ante este escenario, Junqueras ha exigido al Gobierno de Artur Mas que utilice todas las herramientas a su alcance para promover una consulta, y ha contemplado que una de ellas sea el cierre de cajas como medida de presión para que los catalanes puedan pronunciarse.