Público
Público

La Justicia bendice que la virgen siga en los cuarteles

El Tribunal Superior de Madrid se opone a la retirada del icono de un puesto de Córdoba

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El primer intento de sacar las imágenes religiosas de los cuarteles de la Guardia Civil ha chocado contra la Justicia. El Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) ha desestimado el recurso de dos agentes que pretenden que la Virgen del Pilar, patrona del cuerpo, sea retirada de una zona de tránsito habitual del cuartel de Almodóvar del Río (Córdoba). Los dos guardias civiles ya habían agotado sin éxito la vía interna, que iniciaron en 2005. Toda la cadena de mando de la Guardia Civil desatendió su petición aludiendo siempre a la tradición.

La sentencia, a la que ha tenido acceso Público, evita entrar en el fondo del asunto. El fallo se basa en la 'falta de legitimación' del agente que formalmente presenta el recurso, ya que ahora no trabaja en Almodóvar, sino que está destinado en la cárcel de Córdoba. Pero sí cita como fundamento la oposición a la retirada de la imagen que hizo el Abogado del Estado, que en este caso fija la posición de la Administración porque ejerce como servicio jurídico de la misma.

En su contestación a la demanda de los dos agentes, el Abogado del Estado considera 'disparatada' la demanda y afirma: 'La petición de retirada de la Santísima Virgen [sic] evidentemente conllevará la lesión de los legítimos derechos e intereses de quienes libremente practican la religión católica'.

Los dos agentes apelan en su reclamación a dos artículos constitucionales: el 14.1, que señala que 'no puede prevalecer discriminación por razón de religión'; y el 16.3, que establece que 'ninguna confesión tendrá carácter estatal'. Los guardias que prefieren mantener el anonimato tienen interpuesto otro recurso ante el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA), aunque temen que emita un dictamen parecido, según fuentes próximas a los demandantes. Los guardias civiles no presentarán recurso de casación contra la sentencia del TSJM, fechada el 19 de enero de 2010 pero que no les fue remitida hasta el 26 de julio.