Público
Público

La Justicia española, al ralentí

Un informe del Consejo de Europa señala que cada vez se acumulan más casos en los tribunales españoles y el plazo para resolverlos aumenta.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Consejo de Europa advierte de que cada vez se acumulan más casos ante los tribunales españoles y el plazo para resolverlos también aumenta.

En un informe bienal de evaluación de los sistemas judiciales de los países miembros de este organismo hecho público hoy con datos de 2008, la Comisión Europea para la Eficacia de la Justicia sobre los sistemas judiciales señala que el plazo medio para resolver una demanda ante un tribunal español de primera instancia fue ese año de 296 días, sólo superado por Portugal (430) e Italia (533).

España tiene además, con 81,7 puntos, el índice más bajo de casos resueltos, en relación con los recibidos, sustancialmente por debajo del teórico nivel 100 de equilibrio (se daría salida a tantos procedimientos como llegan), pero también lejos de Francia (94,3), Italia (94,8), Portugal (99,1) y sobre todo de Noruega (105,1), que obtiene la mejor nota.

El secretario ejecutivo de la Comisión, Stéphane Leyenberger, indicó a Efe que estos datos reflejan una 'tendencia alcista' del número de casos acumulados y de los plazos de resolución en los tribunales españoles.

Esta tendencia se debe en parte, según Leyenberger, a las jornadas de huelga en la administración judicial durante 2008, que 'bloquearon el tratamiento de los casos ante los tribunales'.

Recordó que el 40% de los recursos que se presentan ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos tienen que ver con la duración excesiva de un proceso judicial, a la que hace referencia el artículo 6 del Convenio Europeo de Derechos Humanos (derecho a un juicio justo).

La misma tendencia alcista se observa en la duración media de los procesos por divorcio en primera instancia, que aumentó en España de 227 días en 2004 a 251 en 2006, incremento que también se constató en Francia (de 423 a 477 días entre esos años) e Italia (de 582 a casi 640).

Leyenberger enumeró las evoluciones positivas en el ámbito europeo: el desarrollo de las nuevas tecnologías; el aumento de la mediación, que reduce la carga de trabajo de los tribunales; la tendencia al alza en los presupuestos de Justicia, que cambiará previsiblemente en el próximo ciclo de evaluación en 2012, y la ayuda judicial.

A este último respecto, destacó que 'algunos países mantienen el espíritu de la gratuidad de la Justicia'.

Es el caso, entre otros, de España, donde hubo 1.389,6 casos por cada 100.000 habitantes que se beneficiaron de ayudas judiciales, frente a 1.392 en Francia y 2.471 en Italia.

En España hay 25 abogados por cada juez

La media de esas ayudas judiciales, dirigidas a quienes carecen de medios económicos suficientes para defenderse ante un tribunal, fue de 349 euros en España, 353 en Francia, 787 en Italia y 1.911 en Suiza.

Sólo cinco países en Europa ofrecen acceso gratuito al conjunto de sus tribunales: Francia, España, Islandia, Luxemburgo y Mónaco.

En cuanto al presupuesto por habitante para el conjunto de los tribunales, el Ministerio Público y la ayuda judicial, España, con 86,3 euros, estaba por encima de Italia (71,8 euros) y Francia (57,7), mientras que los más elevados eran en Mónaco (203,7 euros) y Suiza (140,5).

De los 45 países que entregaron los datos requeridos (no lo hicieron Alemania, por la complejidad de su sistema federal, y Liechtenstein) España es el uno de los miembros del Consejo de Europa con mayor número de abogados por 100.000 habitantes (266,5), sólo por detrás de Grecia (350,6) e Italia (332,1), dejando aparte los casos muy particulares de San Marino y Luxemburgo.

En España hay 25 abogados por cada juez, mientras en Francia son 8,2 y en Italia 32,4.