Publicado: 29.04.2012 10:00 |Actualizado: 29.04.2012 10:00

"A Juventudes nos gustaría que el PSOE defendiera la República"

El recién elegido secretario general de JSE insta al Movimiento 15-M a transformar su indignación en acción política. Aboga por recuperar la ilusión de los jóvenes.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Nino Torre (Sotrondio, Asturias, 1984) combina a la perfección el discurso oficial del PSOE más institucional, con los postulados clásicos de los jóvenes socialistas. Se le ve cómodo en la nueva tarea que le asignaron ayer el 89,91% de los delegados del 24º Congreso de Juventudes Socialistas de España (JSE): recuperar la confianza de los jóvenes hacia el PSOE que ostenta el menor peso institucional de la democracia.

El recién escogido secretario general de JSE ha mamado el socialismo desde la cuna. Nació en una localidad situada en plena cuenca minera asturiana, y tanto su padre como su madre están vinculados desde siempre al PSOE. Además de este nuevo cargo, Torre compaginará su trabajo como abogado en Oviedo, con la de diputado en la recién renovada Junta General del Principado de Asturias. La entrevista tiene lugar el sábado, en un receso del 24º Congreso, y pocos minutos antes de que le fuera asignado oficialmente su nuevo cometido.

Sólo el 6,6% de los militantes socialistas tiene treinta o menos años. ¿Perciben los jóvenes al PSOE como un partido del pasado?

No es un problema del PSOE, es un problema de la política en general. Hay un cierto desafecto de los jóvenes hacia la política. Tenemos que conseguir ilusionarles.

En esta nueva etapa, ¿impulsarán una campaña de afiliación?

Más que campañas de afiliación, lo que vamos a hacer es desplegar nuestra actividad de una manera mucho más fuerte en los espacios centrales: la universidad y los movimientos sociales. En la universidad, por ejemplo, está el 65% del conjunto total de la militancia de Juventudes, y ese es un potencial político y humano que hay que aprovechar. Mi objetivo es que tengamos una asociación estudiantil referente y fuerte con representación en delegaciones de alumnos y en los claustros de todas y cada una de las universidades públicas de este país. Porque así vamos a ser visibles, y si los estudiantes conocen a Juventudes, los planteamientos políticos les llegarán. Muchos se identificarán con nosotros y así lograremos aumentar la afiliación. 

Dentro de un par de semanas se cumple el aniversario del estallido del Movimiento 15-M. ¿Cree que fue un error que el PSOE no se acercara a los indignados?

El PSOE siempre ha dicho que respetaba al Movimiento 15-M, mientras la derecha lo ha demonizado. Desde JSE creemos que es muy positivo que el pasado 15 de mayo miles de jóvenes salieran a manifestarse en este país, porque es indicativo de que nuestra juventud no está dormida y que se molesta y se preocupa de lo que pase fuera. Supone, además, la ruptura de esa falsa creencia que decían nuestros mayores de que la juventud de este país es pasota y no se interesa por lo que ocurre. Pero tenemos que decir a todos esos jóvenes que si queremos transformar la realidad y la sociedad, eso se hace desde la política. Hay que animarles a que hagan política. Que se afilien al partido en el que ellos crean, pero que participen en política. Está bien que nos indignemos, pero esa indignación se tiene que transformar en acción política. 

A lo largo de este año, ¿han asumido alguna de las reivindicaciones de ese movimiento?

Hay asuntos, como la dación en pago, que se han discutido dentro del partido. La necesidad de plantear una nueva Ley Electoral también se planteó. Muchos de esos debates están abiertos en el partido y seguramente dentro de poco tendremos una posicion política al respecto. El 15-M nos ha ayudado a nosotros a plantearnos esas cuestiones.

El 15 de mayo de 2012, ¿habrá nuevas razones para indignarse?

Aún muchas más. Ahora hay un Gobierno muy de derechas que trata de adelgazar el Estado del bienestar hasta límites insospechados. Además, estamos viendo lo que están haciendo con los tres pilares básicos de ese Estado del bienestar: la educación universal, la sanidad pública y los servicios sociales. No vamos a dar un paso atrás en la defensa de esas tres cuestiones. Me gusta llamarlo el salario en especie. Porque es el salario del que disfruta la ciudadanía, que sabe que a pesar de quedarse en situación de desempleo, de tener problemas, tiene la garantía de disfrutar de la sanidad y escuelas públicas. Eso tiene que seguir siendo así. Tenemos que levantarnos y decir claramente que estamos en contra de los recortes del PP. 

Cinco meses después de las elecciones, esos recortes están pasando factura al Gobierno, según las encuestas, pero el PSOE no parece que haya capitalizado ese descontento. ¿Es necesario que haya un cambio de rumbo en la estrategia de oposición?

Es pronto para hacer reflexiones al respecto. Pero hay que destacar un dato importante, que es que hemos ganado las elecciones en Andalucía y en Asturias. Y el resultado electoral en Andalucía en noviembre y en marzo fue muy diferente. El PSOE ha subido en votos. En Asturias, en sólo once meses, el PSOE ha aumentado considerablemente sus votos. Es una tendencia al alza. Ya hemos empezado la recuperación. Y respecto a la estrategia es cierto que hay muchos aspectos en los que tendremos que entendernos con el PP, pero no vamos a renunciar en ningún caso a nuestros tres pilares básicos. 

Fue especialmente inesperado el resultado en Andalucía. ¿Supuso una victoria de Rubalcaba o del sector crítico? ¿La ciudadanía ya ha dado por superada la división que se manifestó en el 38º Congreso Federal de Sevilla?

Hay un secretario general, que es Alfredo Pérez Rubalcaba, y los militantes del PSOE tenemos mucho sentido común. Cuando llegan los procesos internos puede haber varios proyectos, pero cuando se vota todos cerramos filas en torno a la nueva dirección política. El resultado ha sido bueno para el conjunto del PSOE.

¿Cambiará a partir de ahora la relación entre Juventudes y el PSOE? ¿Abogará por una mayor independencia?

Será una relación de lealtad mutua. Pero somos una organización autónoma, tenemos nuestra independencia porque tenemos nuestra organización propia, nuestras formas de actuar y nuestras ponencias políticas. Cuando haya discrepancias habrá que hablarlas. Las cosas que no nos gusten las plantearemos sin ninguna duda.

En ese sentido, ustedes inciden en la separación entre Iglesia y Estado, a diferencia de lo que promulga el PSOE. ¿Van a exigirles más contundencia al respecto?

Siempre se lo hemos exigido. La laicidad del Estado es uno de nuestros valores básicos, así como la diversidad cultural y la diversidad religiosa. Seguiremos pidiendo al partido que sea más inflexible en esos aspectos.

¿Siguen siendo republicanas las Juventudes Socialistas?

Rotundamente, sí.

¿No cree que si el PSOE fuera más rotundo en sus planteamientos republicanos tendría más posibilidades de acercarse a la izquierda?

A la mayoría de los militantes de Juventudes nos gustaría que defendieran la República. Ahora bien, el PSOE es un partido de Gobierno y que está cohesionado. Y respeta la legalidad vigente y la Constitución española, que son las reglas básicas del juego. En ese aspecto nos diferenciamos.

¿Cree que se debe abrir ese debate?

La situación económica y el contexto político que vivimos creo que requiere que estemos más pendientes de cómo salir de esta crisis y de cómo paliar los altos índices de desempleo. A la ciudadanía le importa mucho más conseguir un empleo y llegar a fin de mes que si el PSOE va a estar eternamente discutiendo si es republicano o no. Pelear para salir adelante y rechazar los recortes del PP.

¿Aboga por reforzar las relaciones con las Juventudes de Izquierda Unida?

Yo vengo de Asturias, y allí la relación es muy buena. En muchos aspectos nos acercan muchas más cosas de las que nos separan. Sí es cierto que quizá debamos mantener un diálogo más fluido. Pero las relaciones no son malas, aunque haya momentos en los que discrepemos. Pero no me preocupa en exceso.

Por lo ocurrido en Andalucía y en Asturias, parecen condenados a entenderse.

Es la formación más cercana ideológicamente y es positivo que hablemos. El PP está eliminando los consejos de la juventud y con total seguridad está en peligro el propio Consejo de la Juventud de España. Y tanto las juventudes de IU como nosotros tenemos que unirnos.

¿Cree que los incumplimientos de Rajoy pueden provocar que la legislatura esté abocada a finalizar antes de tiempo?

Sí creo que la desconfianza de la ciudadanía va cada vez más en aumento. Y sí creo que muchos ciudadanos que han votado al PP, si hubieran sabido lo que iba a ocurrir, no les hubieran votado. Han llegado mintiendo. Dijeron que no iban a subir el IVA, y lo han subido, han dicho que no iban a tocar las becas y las están tocando, etc. Ahora se está viendo su verdadera cara, y me atrevo a pronosticar a que la confianza de la ciudadanía se va a ver afectada.

¿Tiene el PSOE una alternativa?

Sí. Tenemos un partido fuerte, movilizado y con un liderazgo claro. Y tenemos un proyecto político claro, que buscará nuevas fórmulas de ingreso a través de la fiscalidad, para seguir prestando los servicios públicos. Con una fiscalidad más justa se garantizarían los pilares básicos del Estado del bienestar. Somos una alternativa y un partido serio de Gobierno.