Público
Público

Kenia cerca la ciudad donde están las empleadas de MSF

Las dos cooperantes de la organización médica siguen raptadas en Somalia

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Las tropas del Ejército de Kenia están cercando la ciudad de Kismayo, el bastión de las milicias islamistas de Al Shabab al sur de Somalia y el lugar donde estarían, según ha asegurado el ejército somalí, las dos cooperantes españolas de Médicos Sin Fronteras (MSF Monserrat Serra, de 40 años, y Blanca Thiebaut, de 30, secuestradas en los campamentos de refugiados de Dadaab el 13 de octubre.

La ofensiva del Ejército de Kenia sobre los territorios controlados por Al Shabab al sur de Somalia comenzó apenas dos días más tarde del secuestro de las cooperantes. Fue la gota que colmó el vaso, tras los raptos pocas semanas antes de una turista francesa (cuya muerte fue anunciada el pasado miércoles por el Gobierno de Francia) y una británica.

Siguiendo la pauta mantenida hasta ahora por el ejército keniata, las fuerzas aéreas estarían bombardeando la ciudad para debilitar las posiciones de Al Shabab como paso previo al ataque terrestre, que se espera para los próximos días. Según el medio somalí Shabell News, los bombardeos habrían alcanzado el puerto, el aeropuerto y algunas zonas estratégicas de Kismayo.

El Ejército somalí asegura que Al Shabab las retiene en Kismayo

Kenia inició el pasado domingo la operación sobre Kismayo, una vez ocupadas al menos cinco ciudades controladas por la milicia islámica. Las dos últimas, Afmadow, en el interior, y Ras Kambani, en la costa, a unos cien kilómetros del bastión de Al Shabab a los pies del océano Índico.

A pesar del apoyo militar, el presidente de Somalia, Sheikh Sharif Ahmed, aseguró ayer, para añadir más confusión a la situación política que padece la región, que su gobierno se opone a la presencia militar de Kenia, según recoge la BBC.

En declaraciones en el lugar de los recientes combates entre las tropas del Gobierno de Transición y Al Shabab en Mogadiscio, Ahmed señaló a la BBC que el apoyo de Kenia en términos de entrenamiento y logística eran bienvenidos pero insistió en que su gobierno se opone a la presencia del ejército keniata en el país.

Montserrat Serra y Blanca Thiebaut llevan 13 días en manos de Al Shabab

Esta declaración se produce a pesar de que el martes pasado los ministros keniatas de Defensa y Asuntos Exteriores se reunieron en la sede del Ministerio de Exteriores somalí con oficiales del Ejército somalí para preparar la operación militar.

El estallido de una granada en una discoteca de Nairobi la madrugada del lunes ha dejado un saldo de 12 heridos en lo que podría ser una materialización de las amenazas de Al Shabab tras la ocupación de sus territorios por el ejército keniata. Además, ayer por la tarde otra explosión dejó al menos un muerto en Nairobi. 'Vuestros rascacielos serán destruidos y vuestro turismo desaparecerá', amenazó la semana pasada el portavoz de Al Shabab, Sheikh Ali Mohamud Rage.

La policía keniata aún no ha vinculado estos ataques a ningún grupo. Sin embargo, la policía sospecha de lAl Shabab. De hecho, la explosión se produjo un día después de que la Embajada de EEUU en Kenia alertara de que disponía de información sobre un inminente ataque terrorista en la capital.