Publicado: 22.08.2011 07:30 |Actualizado: 22.08.2011 07:30

Los 'kikos', al asalto de Cibeles tras irse el papa

El grupo ultraconservador espera congregar hoy a 150.000 jóvenes en Madrid

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Sucede después de cada acto multitudinario con el papa. Al día siguiente, los miembros del Camino Neocatecumenal (conocidos como kikos, haciendo honor al nombre de su fundador, Kiko Argüello), llevan a cabo un "encuentro vocacional" en el que, tras un largo discurso de su líder, centenares de manos se alzan al cielo. Ofrecen así al papa un fruto en forma de vocaciones al sacerdocio y la vida religiosa, en este caso, de la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ). Son el "ejército" del cardenal de Madrid, Antonio María Rouco Varela, quien en su día les concedió un seminario en Madrid y que tanto les ha ayudado para encumbrarlos como uno de los nuevos movimientos más poderosos de la Iglesia católica.

En esta ocasión, la cita tendrá lugar a las cinco de esta tarde en la plaza de Cibeles. Por tanto, los madrileños tendrán que esperar un día más para poder transitar por el centro, pues hoy estará de nuevo copado por más de 150.000 neocatecumenales, guiados por Argüello y su benefactor, Rouco Varela.

Los jóvenes serán invitados "a ofrecer su vida a la Nueva Evengelización"

En un principio, el acto debía celebrarse en el aeródromo de Cuatro Vientos, pero finalmente el Ministerio de Defensa negó el permiso para su celebración, al considerar que este acto se salía de la convocatoria oficial de la JMJ.

De inmediato, el alcalde de Madrid, Alberto Ruiz Gallardón, ofreció a Rouco la plaza de Cibeles. Se trata de una nueva concesión de Rouco a los kikos, a quienes agradece su presencia en todas las iniciativas, desde las misas por la familia en Navidad idea del propio Argüello hasta la congregación de más de 300.000 fieles de este movimiento en la JMJ. Según augura el Camino Neocatecumenal en nota de prensa, el de esta tarde congregará a 150.000 jóvenes de un centenar de países, en una "celebración litúrgica presidida por el cardenal de Madrid", que estará acom-pañado por otros siete cardenales y 70 obispos.

Se interpretará 'El sufrimiento delos inocentes', del propio Argüello

"Desde 1984, los jóvenes neocatecumenales, tras cada JMJ, participan en un encuentro vocacional en el que multitud de chicos y chicas muestran su disponibilidad ante la llamada del Señor para el sacerdocio o la vida consagrada", reitera la nota, que no explica por qué dichas vocaciones no se suscitaron en la vigilia de Cuatro Vientos o en la misa conclusiva de ayer. Los jóvenes que alcen la mano serán invitados "a ofrecer su vida por la Nueva Evangelización de forma concreta en el ministerio sacerdotal y en la vida consagrada para China".

Esta iniciativa lleva realizándose desde 1989, tras la IV JMJ, celebrada en Santiago de Compostela. En esta ocasión, una orquesta interpretará una versión reducida de la sinfonía El Sufrimiento de los inocentes, compuesta por Kiko Argüello y que ya ha sido interpretada en lugares como Israel, Roma, París, Düsseldorf o la catedral de Madrid. Argüello ha sido, además, el encargado de decorar buena parte del templo arzobispal madrileño.