Público
Público

Lágrimas por Marta y Clara

Facebook se ha convertido en el foro en el que se expresa el dolor y la solidaridad por las dos jóvenes de Tarragona muertas en la Loveparade de Duisburgo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Facebook se ha convertido en el foro en el que se expresa el dolor y la solidaridad por Marta Acosta y Clara Zapater, las dos jóvenes de Tarragona muertas en la tragedia de la Loveparade de Duisburgo (Alemania). Los crespones negros que empezaron a aparecer en los perfiles de la red social en cuanto se tuvo noticia de que habían fallecido en la avalancha se multiplicaron ayer acompañados de un sin fin de mensajes de condolencia. Uno de ellos lo firmaba Raquel, la hermana de Marta: 'La vida te puede dar palos, pero siempre hay que saber superarlos'.

Facebook es ahora expresión de solidaridad y fue también el nexo que llevó a Clara y Marta a la Loveparade. Quedaban pocos estudiantes en Münster y uno de ellos convocó la asistencia al festival, en el que participaba David Guetta, el DJ más célebre. Jóvenes, llenas de vitalidad, con ganas de aprender idiomas, viajar y conocer otras formas de vida, las definían ayer sus amigos. Un perfil que abunda entre quienes optan a las becas Erasmus.

La Universidad Rovira i Virgili expresó ayer su pesar por la muerte de las jóvenes. Marta Acosta era estudiante de Filología Inglesa y ayer Joaquín Romero, director de anglo-germánicas de la URV, destacó su 'carácter sociable y participativo' y subrayó el 'gran interés' de Marta por aprender alemán e inglés, motivo que la llevó a Alemania. Aunque había acabado el curso, Marta Acosta había solicitado una prórroga de la beca, pero ya tenía billete para regresar a Cambrils a principios de agosto.

Joaquín Romero reveló que otro estudiante de la universidad estaba en el concierto. El estudiante relató al profesor que 'pudo salir sin problemas' y que 'el alud humano se produjo de forma muy rápida y el grupo de amigos perdió el contacto con Marta y Clara'.

Acosta era una chica deportista amante del mar y había impartido clases de vela en l'Hospitalet de l'Infant. Con sus dos hermanos y sus padres formaban una familia regatista muy conocida en el Club Náutic de Cambrils. El gerente del club, Fabián Escudé, la definió como 'muy buena niña, muy simpática'.

En el muro de Clara Zapater también se suceden los mensajes. Las firmas muestran la diversa procedencia de los amigos de las jóvenes tarraconenses. Italianos, alemanes, hispanoamericanos... se lamentan en la red social.

Clara estudiaba en la Universitat Autònoma, que ayer se sumó al duelo. El recuerdo de la Universitat Rovira i Virgili también fue para ella, porque su padre, Francisco Zapater, había sido hasta hace unos meses Defensor del Estudiante y es un abogado muy apreciado en la ciudad. Clara Zapater había estudiado en el colegio César Augusto y en el instituto Marti Franqués de Tarragona. Allí ya había escogido el alemán como segunda lengua. También había formado parte, como su padre, del grupo de sardanas Tarragona Dansa.

Los cuerpos de Clara Zapater y Marta Acosta llegarán mañana a España, según explicó el delegado del Gobierno en Tarragona, Xavier Sabaté. 'Ha ocurrido algo terrible en un país en el que, a priori, las medidas de seguridad deberían ser las adecuadas', reflexionó Sabaté.


Con la muerte ayer de uno de los 43 hospitalizados, ya son 20 los fallecidos en la tragedia de Duisburgo. El recuento de heridos también se incrementó hasta los 510.

Mientras, arrecian las críticas a los organizadores del festival. Al informe de los bomberos que alertaba de lo inadecuado del viejo almacén como emplazamiento del festival, se sumó ayer el principal sindicato de policías en Alemania, cuyo presidente aseguró haber advertido a las autoridades de Duisburgo de que esta ciudad no era la idónea para el evento.

El semanario Der Spiegel hizo público ayer un documento del Ayuntamiento de Duisburgo en el que advertía a los organizadores de que el límite del aforo era de 250.000 personas, pero les permitía salidas de emergencia más pequeñas y que no tuvieran plan de emergencia. P.B.