Público
Público

Los laicos alzan su voz contra la visita del Papa

Los colectivos críticos con el Vaticano reúnen a unas 3.000 personas en su primer acto en Barcelona y preparan nuevas movilizaciones también en Galicia

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La vista del Papa a Barcelona y a Santiago de Compostela el próximo fin de semana ha levantado una oleada de protestas en el movimiento laico que tuvo ayer su primer gran momento en Barcelona. Allí se celebró un acto de protesta organizado por más de 60 entidades contra el apoyo institucional que recibirá Benedicto XVI durante su visita.

La Barcelona laica, casi desaparecida hasta que se anunció que el Papa de Roma visitaría la ciudad, reunió a unas 3.000 personas (10.000 según los organizadores) en la céntrica Plaça de Sant Jaume. Entre los asistentes había colectivos homosexuales, anarquistas, comunistas, feministas, republicanos e independentistas, grupos que en Barcelona casi nunca protestan juntos. 'La protesta de hoy es un punto de inflexión de la presencia pública de los colectivos laicos', pronosticó entre el público Ricard Gomà, líder de ICV-EUiA en el consistorio.

La concentración catalana unió a anarquistas, feministas y gays

Mientras, en el escenario empezaban los parlamentos, los concentrados agitaban las banderas con el lema Jo no t'espero (Yo no te espero), y con muchos otros improvisados como El condón salva, el papa condena o Cerrar el Vaticano, Guantánamo mental. Los anarquistas de la CNT, en un rincón de la plaza, aseguraban que 'la única Iglesia que ilumina es la que arde'.

Entre los parlamentos destacó el de Gonzalo Puente Ojea, ex embajador de España ante la Santa Sede, y también el del cómico Leo Bassi, que expresó su deseo de que los niños confundan al Papa 'con un payaso', que es como el humorista se define. Antes de salir al escenario, en declaraciones a este diario, Bassi aseguró que si Benedicto XVI visita tanto España es porque 'el próximo Papa será español o suramericano' y hay que preparar el terreno. 'La derecha católica española es el bastión fuerte de la Iglesia', agregó Bassi.

Además de la concentración de ayer, los colectivos laicos han comenzado otra serie de protestas. Por ejemplo, los Joves d'Esquerra Verda, vinculados a ICV EUiA, empezaron a repartir ayer preservativos por toda Catalunya. De hecho, su intención es hacer llegar 15.000 condones a la población en protesta 'no contra los católicos' sino 'contra el Estado que está gestionando todo esto'.

Grupos gallegos han denunciado a la Iglesia por encubrir a pederastas

Además de estas protestas, hay previstas varias movilizaciones más en Barcelona durante la visita papal y organizadas por diferentes grupos. Hay previstas manifestaciones feministas, anarquistas y otra de colectivos independentistas, bajo el lema Deixem-nos d'hòsties (Dejémonos de hostias).

La visita ha movilizado a toda la ciudad. El Papa, que dormirá en el Palacio del Arzobispado de Barcelona estará acompañado por una séquito de unas cien personas, la mayoría de las cuales (63) dormirán en el hotel Marina Barcelona, situado en el puerto de la ciudad. Además, los hoteleros prevén que entre séquito y fieles, la visita papal ocupe el 100% de las plazas hoteleras de Barcelona. Además, algunos empresarios del sector apuntan a que, a última hora, los precios subirán entre un 15% y un 20%.

El movimiento laico también se está moviendo en Santiago de Compostela, adonde Benedicto XVI llegará el próximo sábado. En Galicia son numerosas las organizaciones que se han movilizado también en contra del viaje. Por ejemplo, las mujeres. Uno de esos colectivos, Redes Feministas, ha convocado para mañana sábado una concentración a las puertas de la ciudad vieja para protestar por el coste de la visita.

Además, el colectivo Eu nom Te Espero (Yo no te espero), que promueve la asociación cultural Gentalha do Pichel de Santiago pero que aglutina a diversas organizaciones políticas, sociales y medioambientales, han presentado sendas denuncias contra el Papa en Compostela y en A Coruña por 'encubrir casos de pederastia' contra los menores por parte de sacerdotes.

El colectivo alega en su escrito que Ratzinger es, como jefe de Estado, responsable del 'encubrimiento de actos de pederastia, abusos a menores, apología del genocidio y otros delitos'. Según un portavoz del colectivo, la intención es que los crímenes 'no queden impunes'. 'Los delitos han sido perpetrados en España y en otros países, entre ellos cientos de casos de abusos contra menores en EEUU'.

Para los denunciantes, no es 'legítimo' que un Estado democrático como España 'financie al jefe de una religión' por lo que hacen hincapié, además, en que la visita del Papa 'no es la de un jefe de Estado, si no la de un peregrino'. Insisten, también, en un escrito de más de 20 páginas, que, si el viaje de Benedicto XVI se produce como 'peregrino o sumo pontífice a Santiago, debe pagarse su propio viaje'. A lo sumo, aseveran, 'que lo financien todos aquellos que quieran que venga, pero no debe pagarse con dinero de las arcas públicas'.

La Confederación Intersindical Gallega (CIG), próxima al nacionalismo gallego, ha mostrado 'disconformidad' con la 'manera' en la que se está gestionando la visita del Papa Benedicto XVI a Galicia porque, entiende, que supone 'un esfuerzo económico' que deberán soportar todos los ciudadanos. De los tres millones que costará al Gobierno gallego la presencia, de exactamente 7 horas y 45 minutos, del Papa, la mitad irá destinado a la retransmisión en directo del evento.