Público
Público

Lara perfila el 20-N como una pelea entre "los de arriba y los de abajo"

El líder de IU enfila la carrera electoral con un mensaje transversal y de combate frontal a la banca, a PSOE, PP y CiU // Promete una Ley contra los Delitos Financieros

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Cayo Lara vive de alquiler en Madrid, en el barrio de Embajadores, en “un piso pequeño”, encima de un albergue. “Hace unos días” pudo escuchar a través de la ventana una charla entre dos mendigos. Uno le comentaba al otro que iba a votar a Mariano Rajoy el 20-N “porque le iba a bajar los impuestos”.

La platea rió. Pero tras la anécdota descansaba la moraleja: “Es tremendo, pero es la realidad. ¡La conquista que debemos hacer ahora es arrebatar a los dominadores el cerebro de los dominados!”.

La parábola sirvió ayer al coordinador federal de Izquierda Unida, como tantas otras veces, para desbrozar el camino y explicar qué se juegan los ciudadanos con su voto. Para el 20-N, mucho. “La confrontación no es de PSOE, PP e IU, sino entre los de arriba y los de abajo”. Los de “arriba” son “el sector financiero, Rodrigo Rato [presidente de Bankia], MAFO [Miguel Ángel Fernández Ordóñez, el gobernador del Banco de España]... y sus representantes políticos: PSOE, PP y CiU”. “Los de abajo somos los trabajadores, los sindicalistas, la fuerza de la cultura, la izquierda alternativa”, proclamó. Y a esos, a “los de abajo”, dirigirá IU su mensaje en las generales. A los “desencantados con el PSOE”, por descontado, pero también “a los que se abstienen y a los que votan nulo o blanco”. O sea, a los indignados del 15-M.

Lara ponía así las vigas de su mensaje de campaña. Y lo hacía en la gran cita de IU previa a la carrera electoral del 20-N: la Asamblea Federal de la Convocatoria Social, celebrada durante todo el fin de semana en el Auditorio Marcelino Camacho de Madrid.

Acusa a los grandes partidos de cambiar la democracia por la 'botincracia'

El sábado, el número uno por Málaga, Alberto Garzón, miembro del 15-M, ya había equiparado las generales con la guerra de “los de arriba contra los de abajo”. No es una mera actualización de la lucha de clases de Marx, explicaban en la dirección, sino la superación del eje derecha-izquierda, el intento de IU por lanzar un mensaje “más transversal”, dirigido no sólo a los votantes progresistas, sino también a los que están desnortados y han mirado siempre con recelo a la izquierda. “Es la hora de la rebelión de los de abajo. Hay un camino de esperanza a la izquierda y la gente lo está necesitando. Hay que ir a contárselo, que lo entienda la gente que no sabe qué hacer. Ellos también son de los nuestros”, apeló Lara.

El coordinador trufó su discurso de clausura de la asamblea –tremendamente aplaudido e interrumpido por gritos de '¡Cayo, presidente!'– de críticas al modelo “neoliberal” de PSOE y PP. Son ellos, dijo, los que quieren “perpetuar el sistema”, los que han “secuestrado la democracia” al negarse a cambiar la Ley Electoral y pegar mordiscos al Estado del bienestar. Son ellos, afinó, “los que han convertido la democracia en botincracia”, en el rehén de los mercados, representados por el banquero por antonomasia, Emilio Botín.

'Una persona, un salario, una renta mínima para vivir, un empleo. Eso es lo fundamental'

Lara continuó: PSOE y PP “son iguales”, votaron “rebajas fiscales” para los más ricos, no quieren acabar con la economía especulativa y un modelo económico “depredador de empleo”. Los dos, al cabo, “han vendido la soberanía popular a los mercados, han vendido la planificación económica a Angela Merkel y Nicolas Sarkozy, han vendido la soberanía militar a EEUU y la OTAN, han vendido la paz”. El líder blandió entonces, enérgico, un ejemplar de la Constitución, convertida en “papel mojado” por socialistas y conservadores al pactar un corsé de hierro al déficit.

También hubo respuesta a las dos propuestas de PP y PSOE de este fin de semana. Limitar los mandatos de los políticos en el poder, dijo Rajoy. “Más de 20 años lleva de diputado. Que se lo aplique”, replicó Lara. “Un político, un sueldo”, prometió Alfredo Pérez Rubalcaba. “Nosotros decimos una persona, un salario, una renta mínima para sobrevivir, un empleo. Eso es lo fundamental”, contrapuso.

El líder repasó las proclamas básicas de IU, presentadas durante toda la mañana [ver cuadro abajo]. Y anunció una más: una Ley contra los Delitos Financieros “para los que consienten y arruinan a las entidades de ahorro y a los ciudadanos”, para perseguir a los “ladrones de cuello blanco aún impunes”. “Que tiemblen los brokers que dicen que la crisis les importa un pimiento”, sentenció.

En clave interna, el candidato se congratuló del proceso de convergencia de IU con los sectores sociales y con otras fuerzas políticas. 'Seguimos avanzando, sumando sin romper dentro de lo construido, avanzando sin retroceder, sumar para multiplicar'. No escondió lo difícil de proceso, los 'recelos' de otras formaciones progresistas. '¿Cómo no vamos a tener recelos si los hay dentro de IU y se ejercen con libertad? Los tenemos que superar trabajando. A mirarnos el ombligo tenemos que dedicarle el tiempo justo, porque hay mucha gente sufriendo muchos días y cada día que sale el sol'. 

Apoyo abrumador al programa, las listas y al candidato a la Moncloa

Para entonces, la asamblea abierta ya había hablado. No estaban allí sólo cuadros de IU, sino también activistas sociales que han ayudado a la elaboración del programa. En total, unas 600 personas –225 sin carnet–. No estaban invitados, sin embargo, los otros partidos con los que Lara concurrirá el 20-N, porque ICV, el socio mayor, acudió al congreso constituyente de Equo. 'Habríamos puesto en un aprieto a ICV, y no era adecuado', alegaban fuentes de la dirección federal. 

El programa recibió 433 votos a favor (97,74%), ninguno en contra y 10 abstenciones. Las listas de toda España merecieron 464 síes (94,69%), 6 noes y 20 abstenciones. Y la ratificación de Lara como candidato a la Moncloa recabó 509 apoyos y ningún rechazo. En cuanto se vio que no había ningún no al coordinador, la platea estalló de júbilo en pie y aclamó al líder. Fue tal la ovación al 'próximo presidente de la izquierda' que no se preguntó a los asistentes si había alguna abstención. También se aprobaron por unanimidad varias resoluciones: una para pedir al PP que retire su 'vergonzante' recurso de inconstitucionalidad contra los matrimonios gays, otra para defender la educación pública frente a los recortes, otra más sobre el escudo antimisiles de Rota y una última de reivindicación de la democracia paritaria en IU. 

Sólo siete mujeres encabezan las 44 candidaturas proclamadas

Ningún problema con los números, pues. Pero hubo un mínimo roto: las mujeres de IU, lideradas por Charo Luque, se plantaron por su baja presencia en las listas y los órganos de dirección. De hecho, sólo siete mujeres de las 44 listas proclamadas hasta ahora (15,91%) encabezan las candidaturas al Congreso el 20-N (Castellón, Gipuzkoa, Bizkaia, Ourense, A Coruña, Huelva y León), ninguna de ellas con posibilidades reales de ser elegidas. El PP, mientras, ha situado a 15 mujeres en cabeceras de lista de las 52 circunscripciones (28,85%) y el PSOE, a 19 (36,54%).

“Es un momento triste para el feminismo, para las mujeres de IU, pero sobre todo es un momento triste para IU –protestó Luque visiblemente indignada–. IU no puede ser cómplice del patriarcado. No vamos a consentir este ataque contra nosotras y los principios de la organización”. Miguel Reneses, secretario de Organización, se disculpó por ese 'déficit de democracia paritaria', y se comprometió a que a partir de ahora se cumplan los principios de IU 'exhaustivamente', aunque apeló a los territorios de la federación a que sean ellos mismos, los que elaboran las candidaturas, los que incluyan mujeres motu proprio. Lara también tomó nota: asumió la “autocrítica”. De broma, dijo que el problema se solucionaba si los ciudadanos elegían a dos diputados de IU por provincia ya que, al tratarse de listas cremallera, la igualdad quedaría garantizada. Y, ya en serio, prometió “esforzarse” por mejorar la paridad en IU. Pero eso ya quedará para los siguientes procesos internos. La autopista del 20-N ya está asfaltada.

'Los periodistas tenéis un problema', dijo enigmático Cayo Lara durante el discurso de clausura. 'Hay centenares de propuestas. ¿Cuáles serán los titulares?', inquirió. La pregunta retórica era para comparar la Asamblea Federal de IU con las convenciones de PSOE y PP de las últimas dos semanas. Tenía razón: durante toda la mañana llovieron las aportaciones de las comisiones de trabajo que, el sábado, habían discutido sobre el programa electoral de IU para el 20-N. Aquí destacamos las principales medidas que presentaron los relatores de las siete revoluciones.

 Gasto social, a la Constitución

-Reforma de la Constitución para que incluya un porcentaje mínimo de gasto social.
-Jubilación a los 60 años y un máximo de 35 años cotizados.
-Derogar las reformas laborales. Jornada de 35 horas.
-Nacionalización de los sectores estratégicos. Banca pública.
-Impulsar la creación de un parque público de viviendas en alquiler. Expropiación de los inmuebles abandonados.
-Cuestionamiento de la legitimidad de la deuda soberana.
-Impulso del cooperativismo.
-Reforma fiscal progresiva, lucha contra el fraude, dación en pago, tasa a las transacciones financieras, creación de tres millones de empleos...

Máxima participación ciudadana

-'Instalar la cultura de la participación ciudadana en todos los niveles como base para la democracia'.
-Referéndum revocatorio: que los cargos públicos se sometan a la aprobación ciudadana a mitad del mandato.
-Equiparar el sueldo de los políticos al salario medio de los trabajadores.
-Sueldo de los cargos públicos nunca mayores al del presidente del Gobierno.
-Ley Anticorrupción integral.
-Reforma electoral, democratización de órganos constitucionales, nueva Ley de Memoria Histórica, remodelación 'profunda' del Senado, lucha por la III República, respeto a la libertad de conciencia (laicismo, garantización del derecho a la apostasía)...

Transporte público más barato

-Austeridad: “Búsqueda de una vida sencilla y feliz. Vivir mejor con menos”. Decrecimiento de la economía, algo “esencial”.
-Calendario preciso de cierre de nucleares. Apuesta por las energías renovables.
-Ley de Movilidad Sostenible: abaratar el transporte público, fomento del tren...
-Gestión pública del agua. Criterio de unidad de cuenca que contemple la participación ciudadana.
-Soberanía alimentaria. Revolución agraria y agroindustrial. Prohibición de los transgénicos.

Defensa de los servicios públicos

-Educación pública, laica, democrática y de calidad. La red pública como “vertebradora de todo el sistema”.
-No al copago, incluso al de medicamentos.
-Recuperación de los centros sanitarios privatizados.
-Derecho a una muerte digna.
Cobertura universal de odontología y operaciones de cambio de sexo, renta básica mínima...
-Más inversión pública en sanidad, educación y dependencia.

Igualdad efectiva y real

-Ley contra la LGTB-fobia.
-Educación en la diversidad.
-Despatologización de la transexualidad.
-Cobertura del aborto en la sanidad pública.
-Retirada de anuncios de prostitución en los medios.
-Nueva Ley de Extranjería. Cierre de los CIE (Centros de Internamiento de Extranjeros).
-Igualdad real entre hombres y mujeres en la política y la empresa.
-Ampliación del concepto de violencia de género: no sólo malos tratos, sino también violencia económica (feminización de la pobreza).
-Rebaja de la edad legal para votar a los 16 años. 

Cultura democrática y libre

-Libre acceso a Internet.
-Superación de la brecha digital. Para lograrlo, lanzamiento de las Misiones Cibernéticas, a semejanza de las Misiones Pedagógicas de la II República.
-Que el peso de la cultura en los Presupuestos sea del 5%.
-Gestión de los derechos de autor desde agencias públicas, transparentes y democráticas.

Cierre de las bases militares, cultura de la paz

-'No a la presencia del Ejército en la vida política y civil'.
-Destinar el gasto militar a políticas sociales.
-Cierre de las bases militares de Rota (Cádiz) y Morón de la Frontera (Sevilla) y de la escuela de pilotos de Albacete. Salida de España de la OTAN.
-No a los recortes en ayuda al desarrollo.
-No a la Posición Común de la UE sobre Cuba. Defensa de la autodeterminación del pueblo saharaui y de la independencia de Palestina.