Público
Público

El lehendakari acusa al PNV de "desempolvar" el plan Ibarretxe

López niega la existencia de "un conflicto en Euskadi" y reivindica ante el Comité Nacional del PSE su decálogo para "resolver 40 años de violencia"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El lehendakari, Patxi López, reprochó ayer a los partidos abertzales que estén 'desempolvando sus obsesiones particulares' soberanistas, apenas transcurrida una semana del 'cese definitivo' de la violencia de ETA, y censuró, en concreto, al PNV por haber planteado una 'especie de Plan Ibarretxe 2: 2015'.

Patxi López hizo esta declaración ante el Comité Nacional Extraordinario del PSE, reunido en el Palacio Euskalduna de Bilbao para analizar la nueva situación política. En presencia del presidente de los socialistas vascos, Jesús Eguiguren; del ministro de la Presidencia, Ramón Jáuregui, y de consejeros del Gobierno vasco, el lehendakari celebró en su intervención el final de la violencia de ETA y, además, fijó la posición que, a su juicio, debe mantener el PSE en este nuevo escenario ante las interpelaciones escuchadas durante la última semana. 'Los nacionalistas piensan que sólo ellos tenían cosas que decir, exigencias que proponer cuando ETA se fuera. Pues bien, les tenemos que decir que nosotros también tenemos cosas que decir (...), queremos plantear una Euskadi unida'.

'No es lo mismo' Rubalcaba que Rajoy para gestionar el fin de ETA, dice López

El lehendakari reprobó, en concreto, la propuesta planteada el pasado martes por el PNV, con motivo del aniversario del Estatuto de Gernika, de 1979. Bajo el simbólico árbol de la villa foral, el presidente del partido nacionalista, Iñigo Urkullu, proclamó su nuevo proyecto político para conseguir, en el año 2015, otro estatus político para Euskadi, basado en una relación de 'bilateralidad' con España y el respeto a 'la voluntad de la ciudadanía vasca'. Más allá de esta propuesta, Patxi López se mostró contrariado por las interpelaciones recibidas la última semana desde todas las fuerzas abertzales, en la ronda de reuniones abierta tras el fin de ETA, en aras de dar pasos para solucionar 'lo que ellos llaman el conflicto vasco'.

El lehendakari aprovechó el cónclave socialista para responder a los partidos abertzales que su punto de vista es bien distinto. Primero, apuntó que, tras el cese de ETA, 'ya no tenemos conflicto en Euskadi, tenemos diferencias que debemos saber resolver'. En segundo lugar, continuó, el PSE no está dispuesto a admitir que la resolución del llamado 'conflicto' suponga que haya que dar la 'razón' a los partidos nacionalistas vascos. Y por último, concluyó: 'No vamos a permitir que, por sus pretensiones particulares, volvamos a dividir Euskadi en dos mitades irreconciliables'. El lehendakari también quiso explicar ante el Comité Nacional de su partido cuál es el punto de vista del Gobierno vasco sobre los pasos a dar, a partir de ahora, para asentar la paz y lograr la convivencia. En su intervención, ratificó que se niega a seguir los ritmos y todos los pasos requeridos por el PNV, Bildu y la propia izquierda abertzale. '40 años de violencia no se van a resolver en diez días de urgencias (...), y lo que menos vamos a permitir es que nos marquen la agenda con prisas quienes nos llevan 40 años de libertad secuestrada', dijo.

Según sus palabras, en el momento actual 'toca trabajar' con 'serenidad y responsabilidad' en 'diferentes ámbitos': reconocer a las 'víctimas del terrorismo', elaborar un relato de lo ocurrido para 'construir una sociedad edificada sobre valores éticos', extender una 'pedagogía democrática' para 'desterrar odios' en los pueblos, socializar el 'respeto ' a la pluralidad de la sociedad vasca e implicar a esta para afrontar estos retos.

Izagirre (Bildu) afirma que la banda 'debe reflexionar por el dolor causado'

Estas iniciativas constituyen básicamente el decálogo que presentó en septiembre, en el Parlamento vasco, para lograr la 'concordia' en Euskadi. Era evidente, pues, que entre esos 'ámbitos' de actuación no iba a incluir la creación de una mesa de partidos fuera del Parlamento vasco con todas las fuerzas políticas para abordar cuestiones exclusivamente políticas, tal y como sugiere la Declaración de Aiete de la Conferencia Internacional por la Paz de Donostia. De hecho, Patxi López ya rechazó esa mesa extraparlamentaria el viernes en la Cámara vasca. No obstante, entre los 'ámbitos' en los que, a su juicio, toca 'hoy' trabajar no incluyó la medida de flexibilizar la política penitenciaria para propiciar la reinserción de presos de ETA, un punto que sí está contemplado en su decálogo.

El lehendakari había comenzado su intervención con una reivindicación del papel jugado por el Gobierno vasco para acabar con ETA. 'Tan sólo dos años después, podemos decir algo, con orgullo: lo hemos conseguido'. Y terminó su discurso con un mensaje en clave de campaña electoral para reivindicar que un Gobierno socialista en Madrid es la garantía para 'asegurar la libertad recién recobrada' en Euskadi: 'Para eso no es lo mismo Rubalcaba que Rajoy'.

Egibar estima que Amaiur puede ganar al PNV en Gipuzkoa en las urnas el 20-N

El alcalde de Donostia, Juan Karlos Izagirre (Bildu), se refirió, por su parte, a los pasos a dar para el reconocimiento de las víctimas. Según dijo en una entrevista con Efe, ETA 'tiene que hacer su reflexión' sobre el dolor causado: 'Y creo que su reflexión ahora y la de dentro de unos meses o unos años no será la misma'.

Izagirre pidió así 'tiempo' porque 'las heridas no son fáciles de cerrar y eso exige tener un poco de paciencia'. Convencido de que, como reza el Acuerdo de Gernika, 'todas las víctimas tienen que estar reconocidas', abogó por avanzar en ese camino, respetando 'los tiempos', hasta llegar a una situación en la que 'pueda ir a cualquier homenaje de cualquier víctima junto a toda la clase política'.

El presidente del PNV en Gipuzkoa, Joseba Egibar, afirmó, por su parte, que es consciente de que en las elecciones generales del 20-N 'puede haber una primera fuerza que no es el PNV', en referencia a Amaiur y a sus posibles resultados en este territorio. Esta coalición abertzale está integrada por Aralar y las fuerzas que formaron Bildu, que ya superó al PNV en Gipuzkoa en las elecciones municipales.

Joseba Egibar aseguró, no obstante, que, 'más allá del objetivo numérico', su partido busca mostrar sus 'valores' a la ciudadanía porque es 'un corredor de fondo' que sabe 'donde están las metas y mojones a superar', frente a quienes 'siguen en la espuma de la ola' y piensan 'que todo el camino va a ser progresar y ganar y ganar', informa Europa Press.