Público
Público

El letrado de Urdangarin se jacta de que su cliente pagó "muchísimos impuestos"

Pascual dice que la Casa Real sólo «sugirió» y no ordenó al duque de Palma dejar sus negocios. El abogado arremete contra los medios por informar del caso

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El abogado y portavoz de Iñaki Urdangarin, Mario Pascual Vives, reiteró ayer la inocencia del yerno del rey y aseguró que las sociedades de las que era titular pagaron 'muchísimos' impuestos. Y ello a pesar de que las cuentas de Hacienda indican lo contrario. Los balances anuales depositados en el Registro Mercantil por las dos compañías con participación directa del duque de Palma, Nóos Consultoría Estratégica SL y Aizoon SL, confirman que entre 2003 y 2010 ambas tributaron una cifra sólo equivalente al 3,5% de sus ingresos: de los 8,2 millones facturados, abonaron al fisco 288.838 euros por impuestos de sociedades.

Obviando buena parte de la instrucción judicial de esta pieza separada del caso Palma Arena y los numerosos informes de Hacienda que revelan las operaciones de las empresas de Urdangarin para eludir el pago de tributos, Pascual mantuvo que 'se han pagado muchísimos impuestos, mucho IVA y muchos impuestos de sociedades, y si era correcto o no, la Agencia Tributaria lo valorará y considerará'.

Las empresas del duque tributaron el equivalente al 3,5% de sus ingresos

Según la investigación judicial, la reducción de dichos tributos se consiguió con un aumento artificioso de los gastos y la correspondiente reducción de beneficios, mediante el cruce de facturas entre las sociedades participadas por el duque de Palma Nóos Consultoría Estratégica SL y Aizoon SL y la asociación sin ánimo de lucro que presidía, el Instituto Nóos. Es decir, que las sociedades del conglomerado Nóos se asignaron servicios unas a otras para equilibrar los balances sin que el dinero se moviese de manos. El sumario confirma también que Aizoon SL, cuya propiedad comparten al 50% los duques de Palma, computó como gastos empresariales algunos de índole estrictamente privada, como un viaje a Roma de la familia Urdangarin.

Pero Pascual negó la mayor, disculpándose además por realizar estas declaraciones 'en esta época que vivimos tan difícil'. Las explicaciones que ofreció pasaron de largo sobre las operaciones presuntamente fraudulentas llevadas a cabo por el Instituto Noós y las empresas de las que Urdangarin y/o su socio Diego Torres eran titulares.

En su intento de lavado de imagen del imputado llegó incluso a contradecir a la Casa Real, que aseguró en su día haber ordenado en 2006 al esposo de la infanta Cristina que abandonase sus negocios en España y se buscase un trabajo asalariado en el extranjero. Para el abogado no hubo tal orden: 'Eso no es del todo así. Sí que parece ser que hubo un emisario que le sugirió que dejara este tipo de actividades que había desarrollado hasta la fecha', manifestó. Fuentes de la Casa Real aseguraron luego que Pascual no estaba desmintiendo a la Zarzuela dado que la orden de abandonar el Instituto Nóos se produjo 'antes' que la de dejar sus negocios. Preguntado por si el yerno del rey podría haber incurrido en un comportamiento 'poco ejemplar' como calificó la Casa Real al cobrar 5,8 millones a través de sus empresas de la misma ONG que presidía, Pascual sostuvo que 'los datos no son así, tienen sus argumentos, sus explicaciones'.

El abogado convoca otra vez una rueda de prensa en plena calle

El portavoz arremetió contra los medios de comunicación, a los que considera responsables de un 'juicio paralelo' al yerno del rey. No descartó Pascual emprender acciones contra estos por informar, según él, de 'cosas que parecía que estaban bajo secreto sumarial u otras que sólo estaban abiertas a las partes personadas'. Además, sostuvo, se ha informado 'de forma parcial, los datos hay que verlos en su conjunto'.

Como viene siendo ya habitual, el letrado atendió a los medios ante su bufete, en plena acera. El pasado miércoles, el duque de Palma pisó tierras españolas por vez primera desde su imputación. Pascual y el yerno del rey permanecieron hasta el domingo lejos de los focos, en un lugar 'discreto' de Barcelona, para preparar la defensa.

Han sido días en los que el duque de Palma 'ha recordado datos que con el paso del tiempo no recordaba, y ha averiguado otros que desconocía'. Las reuniones se desarrollaron 'de sol a sol' hasta el pasado domingo, cuando el yerno del rey voló de nuevo a Washington llevándose consigo algunos de los documentos incluidos en la causa, que 'podrá analizar' al otro lado del Atlántico para 'refrescar la memoria'.

El portavoz niega que su cliente se plantee separarse de la infanta Cristina

Aunque Pascual es el portavoz oficial del duque de Palma y también su abogado aún no está claro que vaya a ser quien lo represente en el juicio. Los movimientos de otros letrados para representar los intereses del yerno del rey fueron confirmados ayer por su portavoz. 'Hay muchísimos profesionales que quieren ayudar. Todos se me ofrecen, y cualquier oferta es bien recibida y bien valorada', explicó, a la vez que dejaba la puerta abierta a que su cliente se decante por otro letrado: 'La decisión la tiene el defendido'.

Pascual aseguró que Urdangarin 'sigue preocupado por el daño que todo esto pueda ocasionarle a la Casa Real. Mantuvo también que afronta la declaración 'con coraje, con ganas de saberse explicar, y si además tiene la capacidad de argumentación para que el fiscal y el juez puedan tener otra versión, bienvenido sea'.

Acerca de los rumores que han surgido los últimos días sobre una posible separación de Iñaki Urdangarin y su esposa la infanta Cristina, el portavoz expresó: 'Nada más lejos de la realidad que sé y de la que puedo ser conocedor'. Lo que no confirmó es si la hija del rey lo acompañará en su comparecencia como imputado ante el juez, fijada para el 25 de febrero en los juzgados de Palma.