Público
Público

"La ley se aplica igual a toda clase de delincuentes y al PP"

Francisco Caamaño ha defendido la actuación policial en el 'caso Brugal' y asegura que se ha contado con "las autorizaciones judiciales pertinentes"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El ministro de Justicia, Francisco Caamaño, ha defendido hoy la actuación policial  en el 'caso Brugal', puesta en duda por el Partido Popular incluido por su presidente Mariano Rajoy. Al mismo tiempo ha asegurado que la justicia se aplica igual a todos: 'A toda clase de delincuentes y también al PP'.

Caamaño ha hecho estas declaraciones en los pasillos del Congreso antes de comparecer ante la Comisión Mixta para la UE para hacer balance de la presidencia española en materia de Justicia. En ellas ha subrayado que la policía ha actuado 'contando con las autorizaciones judiciales pertinentes' en las detenciones efectuadas.

Entre ellas destaca la del presidente de la Diputación y del Partido Popular de Alicante, José Joaquín Ripoll, que hoy ha acudido a declarar ante los juzgados de Orihuela sobre las presuntas irregularidades en contratas de basuras.

Tras insistir en que 'estamos ante un proceso judicializado', en el que se mantiene el secreto, pero que se inició mucho antes, Caamaño ha subrayado que existe un auto de entrada y registro, que todas las actuaciones han contado con las autorizaciones judiciales correspondientes para llevarlas a cabo y que la Fiscalía ha actuado dentro de lo que determina la ley en todas sus decisiones.

El ministro ha criticado también que el PP normalmente alabe las actuaciones de la Policía, los jueces y los fiscales en casos de corrupción, salvo cuando 'afectan curiosamente al Partido Popular', ante lo que ha recordado que la ley 'se aplica igual' para todos. 'A toda clase de delincuentes y también al PP', ha dicho.

Mariano Rajoy rompió hoy su silencio no para actuar sobre el presidente de la diputación alicantina, sino para cargar contra la Policía y pedir explicaciones al ministro del Interior.

El líder conservador tachó de 'espectáculo' las detenciones y aseguró  que 'estas cosas no ocurrían' cuando él fue ministro de Interior.