Público
Público

Una ley regulará la muerte digna, pero no la eutanasia

La mayoría de las comunidades autónomas ya tienen planes aprobados sobre los cuidados paliativos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El pasado jueves, la ministra de Sanidad, Leire Pajín, avanzó en el Congreso la intención del Gobierno de aprobar una norma estatal para regular la llamada muerte digna, pero el anuncio pasó desapercibido por la mayoría de medios. Ayer, en un escenario mucho más visible, la rueda de prensa del Consejo de Ministros, el vicepresidente Alfredo Pérez Rubalcaba se esforzó por recalcar la importancia del anuncio y concretó las palabras de Pajín en la víspera: los cuidados paliativos y la muerte digna serán regulados por ley en el primer trimestre de 2011.

Como informó Público ayer, la norma estatal se inspirará en la ley andaluza que fue aprobada en el mes de marzo.

Los médicos consultados por este diario consideran que la norma es necesaria, si bien reconocen que, de una forma u otra, el servicio ya está regulado en la inmensa mayoría de las comunidades autónomas.

El PP espera que la ley sea 'razonable' y proteja los derechos de los pacientes

Mientras, el Foro Español de Pacientes cree que tras la iniciativa puede haber una 'estrategia de despiste' del Ejecutivo para desviar la atención de otros temas de actualidad que le son poco favorables con el debate de 'un tema popular' hacia el que la mayor parte de la población se muestra de acuerdo. A falta de conocer la ley en detalle, el presidente del Foro, Albert Jovell, piensa que antes que una ley lo importante es hacer un estudio para garantizar el acceso de los pacientes a los cuidados paliativos.

Al margen de estas interpretaciones, Rubalcaba dejó claro que el proyecto, que denominó Ley de cuidados paliativos y muerte digna, se aprobará en marzo y formará parte del 'catálogo prioritario' del Ejecutivo para los próximos meses. Para evitar suspicacias, Ru-balcaba quiso resaltar que no se trata de 'una ley de eutanasia' sino de una norma que pretende regular 'los derechos del paciente, de sus familiares y de los médicos' en situaciones de muerte irremediable y en la que se va a producir sufrimiento. 'Hoy la medicina tiene mecanismos para que la muerte que es inevitable, se produzca dignamente', explicó el ministro, que apostilló que eso significa, 'sin sufrimiento y sin dolor para el paciente y para sus familiares'. Rubalcaba contrapuso este concepto al de la eutanasia, que es 'una decisión de alguien que libremente, por la razón que sea, porque está enfermo, decide morirse'.

La ministra de Sanidad afirma que 'hay mucho campo para avanzar'

En este mismo sentido, Leire Pajín considera, según explicó a Público la semana pasada, que mientras la regulación de la eutanasia no es un objetivo que el Gobierno 'tenga en cartera', en materia de muerte digna 'todavía hay mucho campo para avanzar'. En su comparecencia del jueves pasado, la titular de Sanidad explicó que la nueva norma nacerá con el objetivo de 'asegurar la calidad y la equidad de la prestación de los cuidados paliativos en el Sistema Nacional de Salud'.

La ministra pretende que, además de la garantía de las terapias necesarias, los pacientes y sus familiares reciban por parte de los profesionales sanitarios 'la calidez y cercanía que se precisan en esa etapa tan delicada y difícil'.

Rubalcaba, por su parte, subrayó que la ley va a regular una cuestión que 'forma parte de la vida cotidiana de los ciudadanos' porque son muchas las personas, entre las que se incluyó él mismo, que se han visto y se ven en la tesitura de tener un familiar 'terminal, desahuciado clínicamente, que no tiene solución, y al que espera un calvario'.

Un experto cree que no hacen falta leyes si la asistencia está protocolizada

Desde las filas del PP, su portavoz en la Comisión de Sanidad, Mario Mingo, indicó ayer a Público que no ve 'ninguna dificultad' para que la ley pueda salir adelante siempre que sea 'razonable' a la hora de garantizar los derechos de los pacientes y evitar el 'encarnizamiento terapéutico'. No obstante, el PP vigilará que la norma esté 'en sintonía' con la Ley de Autonomía del Paciente, que a su juicio es 'suficiente' para regular el día a día de los cuidados paliativos.

Por otro lado, médicos y pacientes dudan de la necesidad de una norma con rango de ley para regular la cuestión, aunque ven con buenos ojos la iniciativa. Para Xavier Gómez Batiste, director del Centro Colaborador de la OMS para Programas de Cuidados Paliativos, la ley 'puede estar bien' si es genérica y no entra en aspectos clínicos concretos que están protocolizados.

'Lo que se puede solucionar con protocolos en el ámbito clínico es mejor no regularlo por ley', indicó. El presidente de la Sociedad Española de Cuidados Paliativos (SECPAL), Javier Rocafort, sostiene que pese a que ya hay leyes que abordan el tema, así como una estrategia aprobada en 2007 por Sanidad, 'será muy bueno que una ley contemple todo lo necesario para que los pacientes tengan una buena atención'.