Publicado: 13.07.2011 14:35 |Actualizado: 13.07.2011 14:35

"La libertad de expresión en España está en serias dudas"

Los responsables de la campaña a favor del uso del condón vetada en Madrid responden con contundencia: "es absolutamente ridículo"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Tras el anuncio de Publimedia, la empresa que gestiona la publicidad en los autobuses en Madrid, de rechazar la difusión de la campaña Condoms4Life que Catholics for Choice había reservado para que viera la luz en el transporte madrileño durante el Día Mundial de la Juventud Católica, el grupo acusa a los responsables de ejercer un ataque a la libertad de expresión en España.

Los responsables de la campaña aseguran que los anuncios han sido preparados para agradecer al Papa su reconocimiento al uso de los condones como artículos que sirven para salvar vidas, así como para aumentar la conciencia sobre la importancia del uso del condón como medio para prevenir la transmisión del VIH.

"La decisión de prohibir la campaña en el sistema de transporte de Madrid, plantea algunas dudas sobre la libertad de expresión en España. Esta campaña publicitaria se ha difundido ya en varias ciudades del mundo, en lugares tan diversos como México, Filipinas, Sudáfrica, Kenia, Chile, Alemania, EEUU, Zimbabwe y Canadá", apunta Jon O'Brien, presidente de Catholics for Choice.

"Este espacio publicitario se había reservado en Madrid para dar la bienvenida a los que asisten a la Jornada Mundial de la Juventud Católica en agosto. En celebraciones anteriores en Alemania o Canadá hemos difundido anuncios similares en autobuses y estaciones de metro y no ha habido ninguna controversia. ¿Qué hay de diferente en Madrid?", se pregunta este responsable.

Según el grupo, aún no está claro si han sido las autoridades municipales de Madrid, Gobierno del PP, o la empresa que gestiona la publicidad, Publimedia, o la que instala los carteles, Cemusa, o la propia EMT, las responsables del veto de la campaña en los autobuses. "En cualquier caso, parece que la presión ha dado sus frutos para asegurar que estos anuncios no puedan verse. Las presiones han podido venir de la jerarquía de la Iglesia, de los políticos conservadores u otras fuerzas, pero esto es una violación escandalosa de la libertad de expresión", asegura O'Brien.

Este responsable considera "absolutamente ridículo" que alguien pueda considerar estos anuncios ofensivos y lamenta que se pierde una gran oportunidad para que miles de jóvenes puedan obtener el mensaje de que el uso de condones puede salvar vidas. "¿Cómo puede ser ofensivo para los católicos apoyar la posición del propio Papa?".

Por su parte, el Colectivo de Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales de Madrid (COGAM) rechaza totalmente el veto que se ha establecido sobre esta campaña de publicidad, coincidiendo con la visita del Papa a Madrid en agosto. "Es impresentable que en Madrid se justifique, basándose en no querer herir a determinadas personas, el veto a la promoción del uso del preservativo, cuando precisamente en Madrid se debería de promover aún con más motivo, pues la infección de VIH en ningún caso está controlada y está creciendo, suponiendo un grave problema de salud pública", asegura el Colectivo en un comunicado.

El COGAM exige que la EMT, que depende del Área de Movilidad a cargo de Ana Botella del PP, permita que dicha campaña pueda desarrollarse en este mes de agosto, sin escudarse en que no puede hacer nada al respecto. "La EMT forma parte del sector público y en ningún caso puede anteponer determinada ideología o razonamiento parcial a sus decisiones, pues es una empresa que pertenece a todos", afirma Agustín López, Presidente de COGAM. El Colectivo aprovecha para animar a la EMT y a todo el Ayuntamiento de Madrid, a participar activamente en las campañas de prevención del uso del preservativo, como método más eficaz en la lucha contra el VIH.