Público
Público

Lissavetzky: "Cuando un adversario se equivoca, mejor no distraerle"

El secretario de Estado para el Deporte y previsible candidato a la alcaldía de Madrid contesta a los ataques del Partido Popular

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Sólo ha transcurrido un día para que el secretario de Estado para el Deporte y previsible futuro candidato a la alcaldía de Madrid, Jaime Lissavetsky, haya contestado a la ofensiva del PP. 'Cada uno se retrata con lo que dice', ha dicho, en referencia a las palabras del concejal popular en Madrid, Ángel Garrido, en las que le calificaba como 'un señor de apellido imposible, con aspecto de funcionario aburrido'. Para Lissavetsky, las críticas que han recibido tanto él como Trinidad Jiménez, no tienen la más mínima importancia. 'Como decía Napoleón, cuando un adversario se equivoca es mejor no distraerle'.

El secretario ha vuelto a defender en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo el clima 'transparente y 'democrático' del PSOE en Madrid ante las futuras primarias. 'Que nadie se engañe, somos una piña', ha subrayado, saliendo al paso de los rumores sobre posibles diferencias en el partido.

En caso de ser elegido candidato a la alcaldía, Lissavetsky se volverá a ver las caras con Alberto Ruíz-Gallardón, tras su etapa como consejero en la Comunidad de Madrid junto a Joaquín Leguina y como portavoz en la oposición del líder popular en el consistorio. La relación que les une es 'muy cordial', más aún tras el trabajo conjunto para conseguir traer los Juegos Olímpicos a Madrid. 'Es un buen político al que respeto, como él lo hace conmigo', ha dicho, confesando que ambos han hablado para realizar una campaña limpia. 'La gente necesita un intercambio tranquilo de ideas proyectos'.

Aún así, el secretario no dudó en alertar sobre el nivel de endeudamiento que vive la capital, con más de 7.000 millones de déficit. 'Es cierto, no me voy a callar; el que gane partirá de una situación difícil', sentenció. Lissavetsky, se mostró, no obstante, animado en su previsible candidatura. 'Me gusta cómo está la ciudad, pero se puede perfeccionar; sueño con un Madrid mejor'.