Público
Público

La lista de espera es de hasta 730 días en la fecundación in vitro

Las parejas que deciden someterse a un proceso de fertilidad esperan una media de 399 días. La sanidad pública permite tres intentos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Esther, Vanesa, Raquel y Nuria comparten un mismo problema. Todas tienen junto a sus parejas un problema de infertilidad, todas decidieron acudir a la sanidad pública para someterse a una técnica de reproducción asistida y ninguna lo ha conseguido hasta el momento, pese a haber estado esperando años para poder acceder a una unidad especializada.

Las parejas que decidan someterse hoy a un proceso de fecundación in vitro en la sanidad pública española tienen por delante una lista de espera media de 399 días. Puede parecer mucho tiempo, y de hecho lo es para aquellos que tienen un problema de fertilidad y participan en una particular carrera contra el tiempo para conseguir procrear. Sin embargo, hace tan sólo tres años la demora media para acceder a la técnica estrella de reproducción asistida era tres meses superior, según las conclusiones del último estudio realizado sobre este ámbito asistencial por la Asociación Pro Derechos Civiles Económicos y Sociales (Adeces).

Sin embargo, la mejora ha sido especialmente sensible en los tiempos máximos de espera. Así, si en 2008 había demoras de hasta cuatro años -1.440 días- para acceder a un ciclo de fecundación in vitro, en 2011 nadie espera más de dos años, aunque muchas veces la espera acaba en desesperación cuando los tres intentos que se pueden hacer generalmente en la sanidad pública no surten efecto, y empieza entonces un último sprint, bastante más caro (unos 7.000 euros), que suele tener su meta en la sanidad privada, más permisiva en cuanto a límites de edad.

La demora media se ha reducido tres meses desde el año 2008 Pero el estudio también recoge el otro extremo, y es que hay parejas que en sólo tres meses logran acceder al tratamiento en un centro público, un dato que no ha variado en los últimos tres años. Los centros que presentan menores listas de espera son el Hospital Materno Infantil de Badajoz, con 90 días, y el Materno Infantil Teresa Herrera de A Coruña, con 135, aunque resulta 'especialmente relevante' el caso del Hospital Príncipe de Asturias de Madrid, que no presenta listas de espera ni para la fecundación in vitro ni para el otro tratamiento de reproducción asistida más extendido: la inseminación artificial.

En el otro extremo se sitúan, siempre según el citado estudio, el Hospital Virgen del Camino de Pamplona, el Xeral Cíes de Pontevedra y el Miguel Servet de Zaragoza, con una demora de 730 días para el primer ciclo de fecundación in vitro. Otros centros con largos tiempos de espera son el Virgen de las Nieves de Granada (605 días) y los hospitales Virgen de la Salud de Toledo y General Universitario de Valencia, ambos con 545 días.

En lo que se refiere al resto de las técnicas de reproducción asistida, los tiempos medios de espera para acceder a la inseminación artificial con semen de la propia pareja o de un donante (IAC e IAD) se sitúan en los 145 y 105 días respectivamente. En el año 2008 era necesario esperar de media 720 días para someterse a una inseminación artificial, prácticamente el mismo plazo que corresponde ahora al plazo máximo para una IAC, que está en 730 días.

Las clínicas privadas son más permisivas con el límite de edad En el caso de la ovodonación, que se basa en fecundar óvulos donados con espermatozoides de la pareja, el tiempo medio de espera se ha incrementado en 200 días, si bien hay que tener en cuenta en este caso que, mientras que todas las autonomías tienen centros públicos donde se hacen fecundación in vitro e inseminación artificial, la ovodonación sólo se practica, tal como señala el estudio de Adeces, en tres centros públicos del País Valencià, Galicia y País Vasco.

La investigación de Adeces señala que, a pesar del aumento de los centros públicos que realizan estas técnicas de fertilidad, su número sigue siendo claramente insuficiente para la demanda existente y las unidades de reproducción asistida 'siguen estando, por lo general, escasamente dotadas de medios y personal'. En este contexto, el informe constata que la decisión de la sanidad pública de establecer un límite de 40 años para el acceso de la mujer a las técnicas de reproducción asistida 'no es ajena a la falta de medios de las unidades en funcionamiento, agravada con el incremento del número de parejas o mujeres que deben afrontar la infertilidad'.

También reconoce el estudio que, ante la crisis, 'los primeros datos apuntan a recortes' en este ámbito, como ya ha ocurrido en Murcia, que retiró la IAD en 2009, dejando fuera a mujeres lesbianas y sin pareja; o Asturias, que ha denegado este año el tratamiento al mismo colectivo al menos en siete casos. Madrid también incluyó en un documento interno la posibilidad de recortar en in vitro.

¿A cuánta gente afecta la infertilidad en España?

El problema de la infertilidad, entendida como la imposibilidad de lograr un embarazo después de al menos un año de practicar relaciones sexuales sin protección, afecta a más de 800.000 parejas en España, una cifra que aumenta a razón de más de 16.000 nuevos casos al año, según datos de la Asociación Pro Derechos Civiles Económicos y Sociales (Adeces).

¿Cuáles son las principales causas?

Los médicos expertos en tratar problemas de infertilidad achacan el paulatino incremento de los casos a dos causas principales. La primera es el retraso progresivo de la edad de maternidad. Actualmente la edad media de las mujeres españolas que tienen su primer hijo está en torno a los 32 años. En segundo lugar figura el deterioro del semen debido a causas como el estrés, los contaminantes ambientales o la mala alimentación.

¿Qué recursos hay disponibles?

En España hay en la actualidad al menos 74 centros públicos que ofertan técnicas de reproducción asistida, 16 más que en el año 2008, según datos de la asociación Adeces. La misma fuente cifra en 207 el número de los centros privados, cuatro menos que los que había hace tres años.

¿Cuánto cuesta someterse a un tratamiento?

Las técnicas de reproducción asistida son bastante costosas, así como la medicación necesaria para llevarlas a cabo. En el caso de la sanidad privada, un ciclo de fecundación in vitro puede costar entre 2.500 y 5.500 euros, según los centros, a lo que hay que sumar otro desembolso de entre 450 y 2.500 euros por la medicación que debe pagar el usuario. En el caso de la inseminación artificial, otro tratamiento de fertilidad frecuente, la horquilla de precios varía desde los 600 a los 1.740 euros. A estas cifras hay que sumar también una media de 336 euros para sufragar la medicación.