Público
Público

Las listas de espera se disparan en Catalunya

En junio, unas 70.000 personas esperaban a ser intervenidas. El conseller de Salud reconoce un incremento del 4,6% y prevé un aumento mayor en el segundo trimestre

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Cerca de 70.000 personas esperaban en junio de este año a ser intervenidas en Catalunya. Y durante los seis meses siguientes podrán ser muchos más. La Conselleria de Salud de la Generalitat ha reconocido un aumento del 4,6%, algo más de cuatro días, durante el primer semestre de 2011 en las listas de espera para algunas de las 14 patologías con tiempos garantizados y ha admitido que entre julio y diciembre el incremento será incluso mayor. 

El conseller Boi Ruz ha achacado este incremento a la menor compra de actividad asistencial en los centros sanitarios y a la tardanza de las medidas de ajuste impuestas desde que Artur Mas asumiera el cargo de presidente en diciembre de 2010, momento en el que tiempo de espera empezó a dispararse.

Según ha precisado Ruz, durante la presentación del nuevo modelo de gestión, el Servicio Catalán de la Salud (CatSalut) velará por que el aumento de las listas de espera suceda con un 'riesgo mínimo o inexistente' para los pacientes. El nuevo decreto, que se espera que esté consensuado a mediados de octubre, fija un sistema de listas con doce procedimientos, además de cardiología y oncología, que tendrán garantía para operaciones.

Las listas de espera han aumentado en cuatro días desde enero a junio

Las intervenciones empezarán a ordenarse por prioridades en función de la gravedad de las dolencias. Así, entre esas prioridades, se darán dos meses para resolver una cirugía cardíaca y 45 días para los casos de cáncer.

En el resto, el tiempo de garantía es de seis meses, excepto en las operaciones de ligamento de rodillas y de menisco que serán de 9 a 12 meses, y las hernias discales, que se harán en 9. Además, otros seis procedimientos que ahora están en garantía -varices, juanetes, vasectomías, quistes anales, circuncisión y septoplasia (tabique nasal)-, dejarán de estarlo. Ante esto, Ruz ha garantizado que todos los pacientes 'tienen la garantía clínica de que se les resuelve su problemas, sea lo que sea', aunque sin precisar tiempos de espera.

Los doce procedimientos garantizados que quedan son las prótesis de cadera y rodilla, cataratas, extirpación de las amígdalas, la vesícula biliar, las operaciones de útero, próstata, la reparación de los ligamentos de la rodilla, del menisco, el canal carpiano, la hernia inguinal y las hernias discales.

Los sindicatos califican de 'inaceptable' los recortes planteados por la administración

Entre las 69.967 personas a la espera de ser operadas, 32.600 lo estaban entre alguno de los doce procedimientos, lo que representa que el nuevo modelo elimina dicho plazo garantizado para unas 28.000 personas con dolencias, a partir de ahora, no tan graves.  

El conseller de salud de la Generalitat ha quitado importancia al cierre de algunos servicios sanitarias en Catalunya. Al ser preguntado sobre ello, Ruz ha dicho que, para asegurar la salud de los enfermos, 'los quirófanos y las camas no son la finalidad, son el instrumento'. Asimismo, ha echado balones fuera y ha defendido que estaba dentro de lo previsto con anterioridad ya que, a su juicio, las quejas de los profesionales contra los recortes en Sanidad se han producido 'antes de sobrepasar el límite' de la calidad asistencial.

Cientos de trabajadores de la sanidad pública se han concentrado ante el edificio del Instituto Catalán de la Salud (ICS) durante la reunión de la Mesa Sectorial de la Sanidad para negociar un recorte de 46 millones de euros en la sanidad hasta diciembre, de los que 25 saldrían de los salarios del personal sanitario. Los manifestantes han cortado el tráfico de la Gran Vía y de la calle Balmes mientras los Mossos d'Esquadra blindaban el edificio del ICS.

El encuentro ha acabado sin acuerdo ya que todos los sindicatos, de forma unánime, han calificado la propuesta de la administración, que prevé todo el personal sanitario deje de percibir los complementos de destino de octubre, noviembre y diciembre, de 'inaceptable'. En caso de que los sindicatos no den su brazo a torcer, el ICS reducirá la jornada un 25% a 6.000 trabajadores interinos o bien rescindirá el contrato a 1.500 de ellos.