Publicado: 11.06.2011 08:00 |Actualizado: 11.06.2011 08:00

Llamazares urge a la izquierda a "abrirse" y no "cerrar filas"

Reitera a la dirección de Lara que hace falta construir un "frente amplio" para 2012

 

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Oficialmente, la idea está metida en la nevera. Pero Gaspar Llamazares y con él su familia política, IU Abierta no cejará en su empeño de que salga adelante. Esa idea es la articulación de un "frente amplio de izquierdas que movilice la ilusión perdida para frenar el avance de la derecha y configurar un contrapoder de pensamiento y acción frente al golpe de mercado". Es decir, la construcción de una gran coalición de las izquierdas alternativas para las próximas elecciones generales. El diputado defendió su tesis el domingo en el Consejo Político Federal de IU –pero no fue recogida por Cayo Lara–, ayer viernes en rueda de prensa en el Congreso y hoy en un artículo en Público.

El diputado cree que los resultados del 22-M –donde IU subió menos de un punto pese a la debacle del PSOE–, la resistencia e impacto del Movimiento 15-M, y el "sometimiento de la democracia a los mercados" hacen "imprescindible que la izquierda se mueva". Los socialistas "se han cerrado sobre sí mismos", al apostar por "más derecha", así que es tarea de la izquierda alternativa "presentar una propuesta acogedora, integradora", analizó ayer. Y para ello no basta IU: "Es muy importante que haya una suma de fuerzas políticas y sociales, un frente amplio que dé respuestas a las necesidades de los ciudadanos para salir de la crisis por la izquierda" y superar "los problemas democráticos".

Llamazares escribió un mensaje para los suyos y los de fuera. "No hay que cerrar filas, sino abrir puertas", exigió a la dirección federal, partidaria de lanzar una convocatoria social para redactar un programa contrario al neoliberalismo para después, si llega el caso, trabar alianzas con otras fuerzas.

A los que están fuera de IU –Equo y la red ecosocialista Espacio Plural, impulsada por ICV– les previno contra la "tentación" de buscar la competición con IU, de querer "vestirse de largo para nada". La solución, a su juicio, pasa por un "fuerte polo de izquierdas en el Parlamento, que hoy está en riesgo". Llamazares se fija en los buenos frutos cosechados por la "colaboración" actual en el Congreso de ERC, IU, ICV, BNG y Nafarroa Bai.

No se trata de "medirse unos a otros" en las generales. Ni de que la formación de Lara cierre filas, pues su "obligación", como "fuerza mayoritaria", es "liderar esa apertura", igual que hizo el PCE en la lucha antifranquista o cuando Gerardo Iglesias promovió la creación de IU en 1986. Por otro lado, "pretender la sustitución de IU es un esfuerzo de suma cero", inútil, amplió el diputado a este diario. Llamó a consensuar entre todas las izquierdas no un "programa de máximos", sino una "agenda de lo posible", como está intentando el 15-M.


El instrumento // Hace justo una semana, los gasparistas acordaron debatir su conversión a partido dentro de IU. La propuesta fue comunicada al día siguiente a Lara. Ese paso busca “forzar la interlocución” de la federación con otras fuerzas y también servir de “contrapeso” al núcleo duro de IU.

Para antes del verano // En esta semana, IU Abierta ha hallado “buena receptividad” entre las federaciones a su propuesta, con la salvedad de Asturias. El nuevo partido, para el que se bajara el nombre de Izquierda Abierta, se constituiría “antes de agosto”. A la vez, se lanzaría un manifiesto. En los estatutos, según los gasparistas, no se hará una definición ideológica "muy cerrada" de la formación.