Público
Público

Llegan a España los tres periodistas liberados en Siria

Antonio Pampliega, José Manuel López y Ángel Sastre, que permanecieron secuestrados casi un año, aterrizan en Madrid procedentes de Turquía.

Publicidad
Media: 5
Votos: 1
Comentarios:

Ángel Sastre, José Manuel López y Antonio Pampliega (abrazando a un familiar) a su llegada a la Base äerea de Torrejón de Ardoz, en Madrid. - EFE

MADRID.- Los periodistas españoles Antonio Pampliega, José Manuel López y Ángel Sastre, liberados en Siria, han llegado este domingo por la mañana a España, según han informado fuentes del Ejecutivo.

Los periodistas, que permanecían secuestrados desde julio del año pasado, han aterrizado en la Base Aérea de Torrejón de Ardoz, en Madrid, procedentes de Turquía en un avión Falcon 900 de la Fuerza Aérea Española. La noticia de su liberación se conoció este sábado, cuando los tres reporteros ya se encontraban a salvo en territorio turco.

Los tres han sido recibidos por por sus familiares y por la vicepresidenta del Gobierno en funciones, Soraya Sáenz de Santamaría, quien ya ayer pudo hablar con ellos cuando se encontraban en territorio turco. La última vez que se supo de ellos, antes de su liberación, fue el 12 de julio de 2015 cuando estaban en la ciudad de Alepo, que se encuentra bajo control del Frente Al Nusra, la filial siria de Al Qaeda. Los tres se encontraban trabajando como freelance para diversos medios.

Poco después de aterrizar, Pampliega, Sastre y López se han dirigido a una cafetería acompañados de amigos y familiares. En declaraciones a la agencia Efe, han asegurado que se encuentran bien aunque un poco "desbordados" por la situación, por lo que de momento no han convocado a los medios de comunicación para explicar su cautiverio.

Asimismo, han explicado que el 90% del tiempo que ha durado su secuestro lo han pasado en habitáculos cerrados, y que los secuestradores les han tratado bien y de manera correcta. Han señalado además que desconocen la zona del país en la que han permanecido y que han estado en al menos seis casas, aunque en ellas siempre permanecían encerrados en una habitación. Para no aburrirse hacían ejercicio dentro del mismo habitáculo ya que sólo en contadas ocasiones paseaban por un patio.

Sólo durante los primeros tres meses de cautiverio permanecieron los tres juntos. Pampliega fue separado y trasladado a otro lugar. López y Sastre no le volvieron a ver hasta que fueron liberados

Según ha explicado López, sólo durante los primeros tres meses de cautiverio permanecieron los tres juntos. Transcurrido ese período Pampliega fue separado de ellos y trasladado a otro lugar. López y Sastre han permanecido todo el tiempo de cautiverio juntos y hasta el sábado, cuando fueron liberados, no habían vuelto a saber nada de su compañero. Su guía, el sirio Usama Ajjan, al que ya conocían de viajes anteriores, también fue capturado, pero en su caso le soltaron unos 20 días después.

Según han declarado a Europa Press fuentes que han seguido de cerca el caso, el Centro Nacional de Inteligencia (CNI) les ha tenido localizados durante todo este tiempo y de vez en cuando exigía a sus secuestradores que les ofreciese lo que se denomina 'pruebas de vida', es decir, garantías de que los rehenes estaban vivos cuando los servicios secretos no podían comprobar este extremo directamente. Estas 'pruebas de vida' han consistido en preguntas formuladas por los amigos o familiares de los periodistas cuya respuesta sólo podían contestar correctamente los rehenes.

Otras veces, la prueba de vida ha sido un vídeo en el que los rehenes decían su nombre y la fecha del día en que se grabó el vídeo. Por lo general, presentaban un aspecto saludable, si acaso alguno de ellos más delgado. Durante el secuestro, los tres reporteros han recibido un trato razonable por sus captores, según las mismas fuentes. 

José Manuel López, Ángel Sastre y Antonio Pampliega, en Siria. FACEBOOK DE USAMA AJJAN

Pampliega, especializado en zonas de conflicto

Pampliega, nacido en Madrid hace 33 años, es un periodista especializado en zonas de conflicto y desde 2008 trabaja para el diario digital Neupic. Antiguo colaborador de Público ha recibido el Premio de la Buena prensa a la mejor serie de reportajes por su trabajo en Alepo para El Mundo, además de haber sido finalista en categorías de reportajes por 'Los niños perdidos de Alepo', publicado en El País. Ha trabajado también para otros medios como BBC, CNN, EFE, Cuatro, La Razón y La Sexta.

Ha cubierto diversos conflictos en zonas peligrosas como Irak, Líbano, Pakistán, Egipto, Afganistán, Haiti, Honduras, Siria, Somalia y Sudán del Sur. Fue además, uno de los primeros profesionales en entrar en Siria tras el inicio del conflicto en el año 2011. Desde entonces ha recorrido la mayoría de las provincias del país en una docena de viajes en los que ha tratado siempre de reflejar el sufrimiento de la población civil y las cicatrices que la guerra genera. Desde su blog Un mundo en guerra, Pampliega denunciaba los atentados del Estado Islámico e informaba de la situación actual de los países a través de las historias personales de las víctimas de conflictos bélicos.

López, larga trayectoria como corresponsal de guerra

El fotoperiodista José Manuel López (León, 1971) acumula una larga trayectoria como corresponsal de guerra con un trabajo marcado por la denuncia de la injusticias por los que ha recibido multitud de premios. Recibió unas semanas antes de ser secuestrado el Premio Marco Luchetta de fotografía por una imagen de niños somalíes jugando entre las ruinas de Mogadiscio.

Tras 11 años trabajando en un medio de prensa y con la llegada de la crisis a los medios de comunicación, López se dedicó de lleno a lo que siempre ha sido su gran pasión, hacer reportajes humanos y seguir los conflictos internacionales más candentes como fotoperiodista freelance a tiempo completo. Una pasión por la imagen que le ha llevado a Afganistán, Irak, Congo, Líbano, Palestina, Kosovo, Guatemala o Ucrania, entre otros muchos destinos. Ha publicado sus fotografías en los medios de comunicación más importantes del mundo como The New York Times, The Guardian, Le Monde, o Der Spiegel y lo ha complementado con exposiciones individuales y colectivas.

Sastre, de América Latina a Siria

El periodista extremeño Ángel Sastre, de 35 años, llevaba seis años recorriendo América Latina para televisiones, periódicos y radios nacionales. Esta era la segunda vez que viajaba a Siria para retratar el dolor del conflicto en el país de Oriente Medio. En 2010, recibió el Premio Larra de la Asociación de la Prensa de Madrid para periodistas menores de 30 años y ha cubierto acontecimientos políticos y humanos para medios como la extinta emisora de televisión CNN + (para la que era corresponsal en Suramérica), Telecinco, Cuatro, La Razón y El Confidencial.

Antes, ejerció como corresponsal en Londres para Antena 3 y Onda Cero, según informaciones de su entorno familiar que explican que en Iberoamérica retrató golpes de estado, desastres naturales y violaciones de los derechos humanos en países como Argentina, México, Ecuador, Nicaragua, Venezuela, Brasil, Perú, Chile o Colombia.