Público
Público

Localizados los primeros huesos de las '17 rosas andaluzas'

Los arqueólogos encuentran restos de una mano, de una pierna y un trozo de cráneo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Y poco a poco, tras 74 años bajo tierra y amontonadas como animales, los familiares de las conocidas como 17 rosas andaluzas, las 17 mujeres de Guillena (Sevilla) que fueron fusiladas en 1937 tras ser peladas y paseadas por el pueblo como un trofeo, están recuperando sus restos. Los arqueólogos que, desde el pasado lunes, desarrollan la exhumación de la fosa en el cementerio del pueblo vecino de Gerena localizaron ayer los primeros huesos, a poco más de un metro de profundidad: restos de una mano derecha, de una pierna y un trozo de cráneo en el que incluso se pueden visualizar algunas piezas dentales.

Ya en las catas previas, justo en ese nivel, fueron localizados más de 40 casquillos de bala y restos textiles como corchetes, algún botón o pedazos de suelas de goma, probablemente de zapatillas. 'Mañana [por hoy] es probable que se descubran, que se puedan ver los restos completos de entre ocho y diez mujeres', explica María José Domínguez, la presidenta de la asociación que agrupa a los familiares, denominada 19 Mujeres de Guillena dos fueron indultadas.

A ella le mataron a su abuela, Manuela Méndez, con 24 años, y tiene que dosificar la información que le da a su padre hijo de Manuela, ya mayor y con dolencias de corazón. 'Él lo quiere saber todo, pero con tranquilidad, porque esto es una bomba', añade. Pero no es la única bomba para estos familiares. Anoche, tras volver de su trabajo y a pesar del cansancio, María José buscaba emisoras de radio y televisión que le dieran información sobre el juicio al juez Garzón. 'Que nosotros estemos buscando los restos y que el único juez de España que se ha atrevido a llevar la causa a los tribunales, a buscar la verdad, esté sentado en el banquillo es muy fuerte y muy contradictorio', lamenta.

No obstante, se muestra optimista. Como Lucía Sócam, sobrina nieta de Granada Hidalgo, asesinada por leer a sus vecinos la prensa republicana: 'Lo que hemos comprobado hoy con la fosa es una señal de que a Garzón también le va a ir bien', asegura. Se refiere a la principal dificultad técnica que han tenido en estos años de trabajo previo: las hileras de nichos que se levantan a ambos lados. Ayer, las excavaciones apuntaban a que, dada la disposición de los huesos hallados, es posible que la fosa no se adentre bajo esos nichos sino que se concentre en el pasillo, de poco más de dos metros de ancho. 'Es un gran logro porque era lo más complicado, parece que los cuerpos están en el pasillo', explica Lucía.

Según los arqueólogos, los huesos se conservan 'estupendamente' por el PH de la tierra. Previamente, en los trabajos de la localización de la fosa también fueron hallados restos de hasta 23 bebés. 'Son de los años de la hambruna, de entre los años cuarenta hasta mediados de los cincuenta', cuenta el arqueólogo Juan Luis Castro.