Público
Público

Localizados tres cadáveres en 24 horas en Valencia

La Guardia Civil ha detenido a dos personas por la primera muerte

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los cadáveres de tres hombres, dos de ellos con evidentes signos de violencia, fueron hallados en menos de 24 horas el pasado sábado en distintos parajes de los municipios valencianos de Sellent, Favara y Cullera. La Delegación del Gobierno en la Comunidad Valenciana ha descartado que las muertes guarden algún tipo de relación entre ellas.

El primero de los cuerpos corresponde a un hombre que desapareció de forma repentina hace dos años tras haberse instalado poco antes en una caravana a las afueras del término municipal de Sellent. El hallazgo se produjo después de que la Guardia Civil detuviera el día anterior a dos personas de origen magrebí como presuntas autoras de la muerte y estas condujeran a los agentes al lugar donde habían enterrado el cuerpo.

El segundo hombre presentaba un golpe en la cabeza

Al parecer, los ahora detenidos entraron hace dos años en el vehículo que la víctima utilizaba como vivienda para robar y fueron sorprendidos por esta. En ese momento, lo mataron. Luego, enterraron el cadáver en el paraje donde ahora se ha encontrado y se deshicieron de la caravana.

Un golpe en la cabeza

El segundo cadáver apareció poco después de las 14.30 del sábado en una zona de monte del término municipal de Cullera, muy cerca de un camping y de la antigua plaza de toros de la localidad. Fueron una mujer y su sobrina mientras paseaban las que encontraron el cuerpo de un varón que aún no ha sido identificado y que, dado el grado de descomposición que presentaba, podía llevar varios meses muerto.

El tercer cuerpo apareció en un campo de naranjos envuelto en plástico

A falta de los resultados definitivos de la autopsia, fuentes de la investigación apuntan a que el cadáver presentaba un fuerte golpe en la parte izquierda del cráneo, así como el dedo de una mano roto. No obstante, aún se desconoce si las lesiones fueron provocadas por otra persona o fruto de un accidente. La zona donde apareció el cuerpo es frecuentada por indigentes, que utilizan como techo un antiguo restaurante abandonado.

El último de los cadáveres, también de un varón, fue hallado a las 19.00 horas en un paraje de Favara, oculto entre la maleza que crece entre un camino asfaltado y un campo de naranjos. Como en el caso de Cullera, fueron dos personas, en este caso de nacionalidad extranjera, quienes lo descubrieron mientras paseaban.

Según fuentes policiales, el cuerpo, aún sin identificar, iba vestido y estaba envuelto en plástico. Todo indica que llevaba muerto cerca de un mes, aunque aún se desconocen las causas de su fallecimiento.