Público
Público

Lombardi: "En las palabras del Papa no hay polémica"

El portavoz del Vaticano resta importancia a las discutidas palabras de Ratzinger sobre "el agresivo laicismo" en España

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El portavoz vaticano, Federico Lombardi, aprovechó hoy la visita a Barcelona para matizar las declaraciones del Papa sobre el laicismo en España , comparándolo con el 'anticlericalismo agresivo' —según él— de la época de la II República. El portavoz papal dijo que detrá de estas palabras, 'no había ninguna intención polémica'.

'En las intenciones del Papa hay que excluir la polémica, el Pontífice sólo comentó el secularismo en Europa y en España y recordó algunos momentos de la historia', afirmó Lombardi en un encuentro con la prensa.

El jesuita quitó importancia a la polémica generada por las palabras del Papa y aseguró que lo dicho en el avión, no era particularmente interesante, 'simplemente se refirió al secularismo y en sus palabras no hay que buscar la confrontación'.

'En las palabras del Papa no hay que buscar confrontación'

El Papa denunció en el avión que le llevaba a Santiago de Compostela desde Roma 'el vivaz enfrentamiento entre fe y modernidad' en España, que dijo que le recordaba al 'anticlericalismo y secularismo fuerte y agresivo de la década de los años treinta', durante la II República y la Guerra Civil.

Reconoció que a lo largo de los siglos España ha sido un país 'originario' de la fe y 'exportador' de la misma, pero que de la misma manera 'también es verdad que en España ha nacido una laicidad, un anticlericalismo, un secularismo fuerte y agresivo como se dio en la década de los años treinta, y ese enfrentamiento, disputa entre fe y modernidad, ocurre también hoy de manera muy vivaz'.

El Papa, manifestó que para el futuro es 'necesario que no haya un enfrentamiento, sino un encuentro entre fe y laicidad'.

El portavoz Lombardi dijo también que el papa Benedicto XVI se lleva una 'impresión muy positiva' de su visita a España y resaltó que el encuentro hoy con los Reyes en la basílica de la Sagrada Familia ha sido 'muy familiar, para nada político'.

Benedicto XVI y don Juan Carlos y doña Sofía hablaron durante doce minutos a la llegada del Pontífice a la ya basílica de la Sagrada Familia.

El Papa acogió con gran gratitud el regalo del Rey, una edición especial facsímil del Códice Aureo del siglo XI, uno de los más singulares de la época carolingia, que contiene los cuatro Evangelios decorados con miniaturas y se conserva en el Monasterio de San Lorenzo de El Escorial desde el siglo XVI.

Lombardi dijo que se trata de un libro 'particularmente bello que enriquecerá la Biblioteca Vaticana'.

Sobre la acogida del Papa por parte de los fieles, Lombardi indicó que Benedicto XVI se mostró muy gratamente sorprendido por como le recibieron los jóvenes ayer a su llegada al arzobispado y hoy las gentes por las calles de Barcelona y en la basílica.