Público
Público

López defenderá su autonomía frente a Zapatero para pactar

El PSE asegura que defenderá en las Cortes "los acuerdos entre partidos vascos"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los socialistas plantearán la campaña para las próximas elecciones en Euskadi como una disyuntiva entre soportar cuatro años más de “raca-raca soberanista” de un Juan José Ibarretxe “fracasado” o aprovechar “la mejor oportunidad de cambio” para que, con Patxi López como lehendakari, se recupere “la mejor tradición de la política vasca: la que se basa en el pacto entre diferentes y la integración política y social”.

Así se anticipa en el documento Análisis de situación y estrategia elaborado por la dirección del PSE, al que ha tenido acceso Público. El texto contiene también las respuestas a las campañas previsibles de sus adversarios. Así, advierte de que “dirán que carecemos de autonomía respecto a Madrid”, y fija cuál debe ser la reacción: “Responderemos que para llegar a un acuerdo entre vascos que pensamos y sentimos de manera diferente, no necesitamos el permiso de Zapatero. También que seremos firmes en la defensa en las Cortes Generales del acuerdo que los partidos vascos alcancemos en Euskadi”.

El planteamiento general de la campaña socialista será: “Los ciudadanos tienen que decidir si dan por terminado un ciclo político, el de la hegemonía del PNV, y abren la puerta a otro, liderado por los socialistas. Con normalidad democrática, sin sobresaltos ni revanchismos”.

En este marco, Patxi López se postulará como “la única y verdadera alternativa”. Su compromiso será “buscar un gran pacto para hacer país entre todos y no unos contra otros; para recomponer mayorías amplias y plurales, transversales, y ser capaces de llegar a compromisos en los grandes asuntos del país”.

El PSE concurrirá como “la única fuerza en condiciones de ocuparse del futuro del país”, y de hacerlo con un “discurso integrador, de diálogo y de preocupación por los problemas reales de la gente”.

“La gobernabilidad de Euskadi no es posible sin el PSE. Somos una referencia de solidez en contraste con el espectáculo de disgregación y de falta de rumbo que ofrecen hoy otros partidos”, destaca el texto.

Los socialistas pedirán el voto “de todos los ciudadanos que quieren que las cosas cambien”, empezando por “los que nos han votado en otras ocasiones”. Pero también el de los “nacionalistas que quieren construir Euskadi con todos y no están conformes con la deriva radical que Ibarretxe ha impuesto al PNV”. El de los que se sienten “estafados” por Javier Madrazo, que “ha vaciado Ezker Batua [la marca de IU en el País Vasco] de todas sus referencias de izquierda”. Y también el de quienes “habiendo votado al PP en otras ocasiones, mantienen actitudes de diálogo”.

 


 
PNV
Ibarretxe se presentará como un Cristo entre dos ladrones: el ‘frente españolista’ y el abertzalismo radical // “Por duros que sean sus ataques, mantendremos la moderación y ofreceremos alternativas a los problemas de la ciudadanía. Responderemos siempre con prudencia, sin descalificar al nacionalismo en general, ofreciendo la reforma del Estatuto de Gernika frente al callejón sin salida. Denunciaremos que la hoja de ruta de Ibarretxe es sólo una bandera electoral para ocultar la absoluta incapacidad e ineficacia de su Gobierno, dividido y carente de proyecto. No estamos en el tiempo de los choques de locomotoras, sino de soluciones. Tenemos alternativas creíbles, equipos solventes y liderazgo”.

EA Y ARALAR
Competirán como estandartes del'derecho a decidir' // “Aspiran sólo a sobrevivir para ser acompañantes útiles del PNV. No gastaremos fuerzas en responder a sus ataques. Tampoco, en ningún caso, a los que provengan del nuevo partido de Rosa Díez”.

EB
Acentuará su perfil de izquierdas // “Diremos a la gente de izquierdas que otras veces ha votado a Ezker Batua que si quiere un Gobierno que realmente haga políticas progresistas su voto debe ser para el PSE. [Javier] Madrazo [líder de EB] ha abandonado sus ideales para hacerse un hueco a la sombra del poder.

PP
Nos acusará de plegarnos al nacionalismo y de no buscar la derrota de ETA // 'Mantendremos la moderación, pero no aceptaremos que pretendan darnos lecciones de cómo se defienden la democracia y la libertad”.

LA CAMPAÑA DEL PSE
Trataremos de mantener nuestro propio discurso // “Haremos una campaña limpia, serena, sin insultos, alejada del frentismo y más atenta a dar respuestas a las preocupaciones de los ciudadanos que a los ataques de nuestros adversarios, de modo que los electores perciban con claridad que ofrecemos alternativas y somos un partido capaz de sumar voluntades para gobernar. Tenemos que imprimir nuestro propio sello y tomar la iniciativa con propuestas”.