Público
Público

López plantea acercar a los presos de ETA a Euskadi si favorece su reinserción

El lehendakari presenta un "acuerdo para la concordia" que defiende la legalización de "todas las sensibilidades políticas" que cumplan la ley

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Ante el horizonte del final de la violencia en Euskadi, el lehendakari, Patxi López, planteó ayer en el Parlamento vasco 'un gran acuerdo para la concordia' basado, entre otros puntos, en la modificación de la política penitenciaria, el acercamiento 'progresivo' de los presos de ETA al País Vasco si favorece su reinserción y la legalización de 'todas las sensibilidades políticas' que cumplan la legalidad.

La propuesta del lehendakari, en un pleno de política general marcado por la delicada crisis económica, representa una novedad en la política seguida por el Gobierno vasco durante los dos últimos años en materia de pacificación y normalización política.

La izquierda abertzale responde que es un 'paso' pero 'insuficiente'

Esta declaración, que cerró una intervención de dos horas por la mañana, fue recibida como un paso adelante, aunque insuficiente, por Aralar y EA, así como por la izquierda abertzale y Bildu, en sendos comunicados. El PNV interpretó la propuesta del lehendakari como un intento de lograr titulares con la 'política penitenciaria' y desviar así la atención de su 'falta' de soluciones ante la acuciante crisis económica. Y el PP, socio preferente del Gobierno vasco, no entró a degüello y se limitó a insistir en que los pasos los debe dar ETA dejando las armas. 'Tengo la esperanza de que el próximo curso político alcancemos la paz', dijo su presidente, Antonio Basagoiti, convencido de que 'ahora no hay que equivocarse'.

El lehendakari incluyó las propuestas sobre la política penitenciaria y la legalización entre las diez bases que, a su juicio, deben sustentar 'un gran acuerdo para la concordia' ahora que 'la sociedad vasca está poniendo fin para siempre al ciclo terrorista'. En otro de los principios puntualiza, no obstante, la necesidad de perseverar en la exigencia a ETA para que 'se disuelva sin contrapartida ni condición'.

El PNV le reprocha que sólo busca titulares, y el PP pide no equivocarse

La propuesta de López en materia de política penitenciaria llega cuatro días después de que el Colectivo de Presos de ETA (EPPK) se adhiriese al Acuerdo de Gernika, la hoja de ruta que sigue la izquierda abertzale dentro de su nueva estrategia al margen de la violencia para impulsar un proceso de paz junto a Aralar, EA y Alternatiba, entre otras fuerzas. 'Es una buena noticia', dijo, sobre la decisión del EPPK.

El lehendakari defendió también que el futuro de una Euskadi en paz debe construirse sobre la memoria de todas las víctimas del terrorismo 'sin excepción': 'Queremos recordar a las víctimas del terrorismo de ETA, a las víctimas del GAL, del Batallón Vasco Español y otras de grupos violentos'.

El Gobierno vasco creará para ello el Instituto de la Memoria de la Tolerancia, que, según explicó, tendrá entre otras funciones fomentar 'un relato de lo ocurrido'. A juicio de López, ese relato debe construirse sobre tres ejes: la existencia de un grupo terrorista, el proceso de transformación del Estado 'heredado de la dictadura' hasta 'convertirse en un Estado de derecho' y, por último, 'el triunfo de la democracia sobre todas las violencias totalitarias'. 'Hemos ganado sobre las pretensiones totalitarias de ETA', sostuvo el lehendakari.

Aralar y EA rechazan la idea de una paz con vencedores y vencidos

La idea de construir la paz sobre un relato de 'vencedores y vencidos' choca frontalmente con el planteamiento de la izquierda abertzale, Aralar, EA y del resto de firmantes del Acuerdo de Gernika, tal y como manifestaron de nuevo el domingo en el acto celebrado por su primer aniversario. Ayer mismo, la portavoz de Aralar, Aintzane Ezenarro, y el parlamentario de EA, Juanjo Agirrezabala, afearon al lehen-dakari que hable de construir la paz sobre una versión de 'vencedores y vencidos'.

Ezenarro reprochó al lehendakari que ese planteamiento responde a una 'lógica militar' y, de ningún modo, a una motivación 'pacifista'. 'Dejemos ese esquema y los relatos parciales', pidió. Agirrezabala advirtió, por su parte, de que 'toda la ciudadanía debe sentir que gana con la paz, porque si alguien se siente derrotado con la paz, antes o después germinará la violencia'.

En su turno de réplica por la tarde, el lehendakari no cedió ni un ápice: 'Con la paz, gana la democracia, los valores democráticos, los demócratas y pierden el totalitarismo, el terrorismo y todos los que han sostenido esto. Si no, ¡qué sociedad estamos construyendo!'.

En una 'valoración de urgencia' a través de un comunicado, la izquierda abertzale no llegó a analizar esta visión del lehendakari sobre 'vencedores y vencidos'. A priori, consideró que la propuesta sobre la política penitenciaria y la legalización representa 'un paso en la buena dirección, pero a todas luces insuficiente'. 'Patxi López se acerca a lo que la gran mayoría social del país reclama, pero sus palabras mantienen todavía el lastre de dos años de inmovilismo', indicó.

Tras insistir en los 'derechos de los presos políticos', la izquierda abertzale recordó que Sortu, 'pese a cumplir' los requerimientos legales, aún no es legal por 'una decisión política del Gobierno del PSOE', la Abogacía del Estado y el Ministerio Fiscal, que han presentado ante el Tribunal Constitucional, como hicieron en el Supremo, escritos con argumentos contra la legalización de Sortu.

Por todo ello, la izquierda abertzale insistió en que es 'urgente e indispensable dar pasos en estos dos ámbitos, política penitenciaria y legalización y derechos civiles y políticos, para así poder avanzar en el proceso de normalización política y democrática y en la construcción de un escenario sin vulneración de ningún derecho'.

Bildu también hizo público un comunicado en el que consideró la declaración de López 'un paso en la buena dirección', aunque le recordó que el acercamiento de presos 'aún está en manos de su partido, el PSOE' y el Gobierno de Zapatero.

El lehendakari da así un paso con esta propuesta para recuperar la iniciativa ante el eventual final de la violencia de ETA. La incógnita ahora es si tiene margen para convencer al Gobierno antes de las elecciones el 20-N.

1. Una Euskadi plural

Reconocer las 'diferentes identidades como elemento constitutivo' de Euskadi.

2. Vivir juntos

Reivindica el 'derecho a convivir' como expresión de la voluntad a pertenecer a la misma comunidad.

3. La Memoria

Propone construir el país sobre 'la memoria de la violencia padecida para que no vuelva a ocurrir'.

4. Las Víctimas

Pide reconocer de forma pública 'el daño causado por el terrorismo a las víctimas'.

5. El sistema democrático

Defiende la democracia 'como única vía para la convivencia'.

6. Final definitivo de ETA

Exige a ETA que 'se disuelva sin contrapartida'.

7. Petición a los presos

Pide a los presos que asuman la legalidad penitenciaria para que sea posible su reinserción.

8. Política penitenciaria

Propone orientar la política penitenciaria y acercar a los presos, 'siempre y cuando favorezca esa reinserción'.

9. Legalización

'Todas las sensibilidades políticas que aceptan el sistema democrático y la legalidad deben tener un reconocimiento legal'.

10. La paz

Construir un país de personas 'libres', basado en 'valores' y 'derechos humanos'.