Público
Público

López reivindica a las víctimas: "Olvidarlas es perder la diginidad"

El lehendakari inaugura el Día de la Memoria con una recepción en Ajuria Enea

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El lehendakari Patxi López defendió la memoria de las víctimas del terrorismo como argumento fundamental para deslegitimar la violencia y construir un relato verdadero y justo de la historia de Euskadi que 'perdurará siempre entre nosotros'. López advirtió que olvidar a las víctimas significaría 'perder nuestra propia dignidad'.

El lehendakari abrió el programa oficial de actos organizados para conmemorar el Día de la Memoria con una recepción a víctimas del terrorismo en los jardines del Palacio de Ajuria y la inauguración oficial de una escultura de Agustín Ibarrola en los exteriores de la residencia oficial del lehendakari. La escultura está fabricada en acero, mide dos metros de altura y pesa 1.600 kilos.

El día lluvioso obligó a instalar una carpa para recibir a los asistentes entre los que se encontraban además del presidente vasco muchos de sus consejeros, la directora de Atención a las Víctimas del Terrorismo del Gobierno Vasco, Maixabel Lasa, y el director general d Apoyo a las Víctimas del Gobierno de España, José Manuel Rodríguez.

Las víctimas estuvieron representadas por responsables de distintas asociaciones (AVT, Covite, asociaciones autonómicas, etc.) y fundaciones (Tomás Caballero, Fernando Buesa, Miguel Angel Blanco'), así como víctimas a título individual. Algunos ejemplos de estos últimos son las familias de José Mari Korta, Alberto Jiménez Becerril o José María Lidón.

López reivindica a las víctimas 'para construir un relato justo de Euskadi'

Todos estos nombres están asociados a personas asesinadas por ETA, pero entre los presentes figuraban también víctimas de grupos de extrema derecha.

El acto comenzó con la lectura por parte de Maixabel Lasa de la declaración consensuada por todos los partidos vascos, a excepción de Aralar y EA, y continuó con la intervención del lehendakari para presentar el Día de la Memoria como 'expresión de unidad y reconocimiento colectivo del terror que hemos vivido y del sufrimiento que hemos padecido'.

Para López la celebración de esta jornada 'es la forma que tenemos de mirar atrás y recordar, porque no se puede olvidar si no queremos perder nuestra propia dignidad, los asesinatos, los atentados, los secuestros, las extorsiones, la amenaza y el ataque permanente a nuestra libertad. Recordar es reivindicar la verdad vivida'.

'Recordar es dar sentido al sufrimiento padecido por las víctimas del terrorismo, ya que si olvidamos, si borramos de nuestra memoria los asesintos, el chantaje y el miedo pasados parecerá que no han existido. Y el asesino dejará de serlo porque los asesinatos cometidos dejarán de tener huella', añadió.

El presidente vasco sostuvo que el terrorismo quiere borrar las identidades de sus víctimas y convertirlas en 'una impersonal nómina de daños irremediables al servicio de una misión superior que sólo entienden los asesinos'. 'No podemos y no queremos permitirlo. Las vidas arrebatadas son todas ellas, únicas, diversas e irrepetibles, continuó.

López argumentó que la memoria resulta útil para frenar los objetivos del terrorismo de convertir a las víctimas en objetivos al 'levantar acta del sufrimiento infligido y reivindicar los nombres y apellidos y las historias personales de todas las víctimas'.

'Las víctimas formarán siempre parte de los cimientos sobre los que se asiente este país'

Y sirve también, señaló, para 'ayudar a escribir el relato que perdurará para siempre entre nosotros'.

'Un relato en el que vuestra mirada y vuestra paciencia infinita sirvan para recordarnos lo que sufristeis y lo que, jamás, puede volver a ocurrir'.

El lehendakari aseguró que las víctimas 'formarán siempre parte de los cimientos sobre los que se asiente este país, ya que sufrieron atentados terroristas por defender lo mejor de él'.

Y por eso las víctimas son el símbolo de la libertad y el pluralismo en Euskadi, son la reivindicción de la tolerancia democrática para una convivencia libre'.