Público
Público

López ve "posible" otra política penitenciaria

Basagoiti dice que el PP "va a estar a la altura" si ETA deja las armas, pero Cospedal respalda el marco actual

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La masiva respuesta ciudadana a la manifestación que recorrió el sábado las principales calles de Bilbao reclamando el fin de la dispersión política de los presos de ETA hizo ayer reaccionar a los principales líderes políticos vascos. Todos, excepto el PP, consideraron que la marcha evidenció que en Euskadi la mayoría de los ciudadanos reclaman un nuevo marco legal tras el fin de la acción armada de la organización terrorista.

El lehendakari, Patxi López, abrió la puerta a las reformas. Aseguró que entre los vascos 'hay casi un consenso generalizado en que otra política penitenciaria es posible', aunque las reformas deberían llevarse a cabo dentro de la legalidad vigente. Porque, agregó, la normativa española es 'muy garantista' y 'muy generosa', con un 'afán reinsertador de todos aquellos que quieran dar el paso para integrarse en democracia'.

El lehendakari recalca que los de la banda 'no son presos políticos'

López comparte la posibilidad de modificar la ley, pero no los términos que se emplearon ayer durante la marcha por los presos, a la que acudieron unas 100.000 personas. En declaraciones a los periodistas, el lehendakari recalcó que los reclusos de ETA 'no son presos políticos', sino que se les ha privado de su libertad por 'haber cometido asesinatos, por haberlo intentado o por ayudar a dar cobertura a los asesinos'.

El PP mantuvo, una vez más, un discurso ligeramente distinto en Euskadi y en el resto del país. Así, mientras el líder de los conservadores vascos, Antonio Basagoiti, abrió la puerta a las reformas en materia de política antiterrorista en el caso de que ETA deje las armas, la número dos de su partido en el ámbito nacional, María Dolores de Cospedal, abogó por mantener la política actual.

Urkullu reclama 'el mismo trato jurídico' para todos los reclusos

Basagoiti aseguró, en una entrevista en El Correo, que el PP 'va a estar a la altura' cuando ETA 'decida dejar las armas' y anunció que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, va a tener 'un diálogo muy intenso' tanto con el PSOE como con el PNV para 'ver qué pasos se pueden dar'.

En cambio, Cospedal cerró cualquier posibilidad al cambio. En una entrevista en Onda Cero, afirmó que en el ámbito de la política antiterrorista 'la mejor receta' es 'cumplir la ley'. 'Y cumplir la ley es hacer que la ley que está hoy en vigor, la ley de partidos políticos y la ley contra los delitos de terrorismo se aplique en toda integridad', insistió, antes de afirmar que el nuevo Gobierno va actuar 'en ese sentido'.

El líder del PNV, Iñigo Urkullu, hizo suyas algunas de las exigencias que plantearon ayer las decenas de miles de personas que marcharon por Bilbao. En su blog, aseguró que su partido lleva tiempo 'defendiendo en la calle y en las instituciones' la necesidad 'de una orientación en la política penitenciaria más consensuada, flexible y dinámica'.

La izquierda abertzale exige a España y Francia diálogo con ETA

Respecto a la dispersión actual de los reclusos de ETA, Urkullu consideró que 'no hay motivo ni razón que no sea política para mantener una estrategia de excepcionalidad con ningún colectivo de presos'. No hay 'motivo ni razón que justifique', a su juicio, 'que el Gobierno no aborde de forma rápida y decidida algo tan aparentemente sencillo, democrático, justo y necesario como que todos los presos' tengan 'el mismo tratamiento jurídico'.