Público
Público

Luces y sombras de la reputación española

España ocupa el 12º puesto en una lista de la prestigiosa consultora Reputation Institute, que mide atributos como la calidad de vida, la eficacia del Gobierno y la fortale

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

España ocupa el puesto número 12 en un ránking sobre la reputación de los países situándose entre las naciones mejor valoradas, aunque desciende dos puestos respecto al pasado año, según el estudio CountryRep 2010 dado a conocer por la consultora Reputation Institute.

El estudio desvela que, salvo excepciones, la mayoría de las potencias industriales, así como las economías emergentes, recuperan puntuaciones y cada vez están más cerca de los niveles que marcaban antes del inicio de la crisis económica.

Sobre una valoración de 100 puntos, España consigue 67,50 en un ránking liderado por Suecia (76,33). El segundo puesto lo ocupa Canadá (75,65), Australia (75,60), Suiza (75,30), que encabezó la lista en 2009, y Noruega (74,36).

En concreto, el estudio indica que España mantiene una buena imagen en el exterior y se la percibe como un socio internacional comprometido y fiable. En este apartado, el país ocupa el puesto 14 al mismo nivel que, por ejemplo, Reino Unido o Francia.

Además, en el terreno de la política interna, la mayoría de los encuestados coinciden en que el país está dirigido de forma eficaz y que cuenta con una estructura bien desarrollada de instituiones políticas y legales.

'No obstante, el estudio también alerta de las sombras de la reputación española, de manera especial las que posicionan a España en el grupo de países que básicamente se perciben distintos por su estilo de vida y sus posibilidades de ocio y entretenimiento', desvela el estudio.

El estudio analiza la reputación de un país entendida como la admiración, el respeto, la estima y la confianza que despierta profundizando en la explicación racional de esta reputación a partir del análisis de once atributos básicos para la construcción de una buena reputación.

Estas características, que están agrupadas en las dimensiones de 'Calidad de vida', 'Gobierno eficaz' y 'Economía y cultura avanzada', son entorno natural, ocio y entretenimiento, estilo de vida, marcas y empresas reconocidas, tecnología e innovación, calidad de productos y servicios, cultura, respeto internacional, entorno institucional y político, bienestar social y entorno económco.

El último puesto del ránking lo ocupa Irán, mientras que Australia es el país que más se autovalora y Grecia el que menos. Por su parte, Canadá es el país más recomendado para vivir y visitar y Estados Unidos es el país que mejora más su reputación con respecto a 2009, algo que achacan al 'efecto Obama'.

Sin embargo, Japón bate a Estado Unidos en casi todos los registros y se registra un aumento general de las puntuaciones de los países.

En la reputación de un país, el estilo de vida y el compromiso con la comunidad internacional son las dimensiones que adquieren un mayor peso.