Público
Público

La lucha de avales en Madrid augura una disputa reñida

El líder del PSM aventaja a la ministra en sólo 472 firmas de militantes

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La lucha por la candidatura a la Presidencia de la Comunidad de Madrid se presumía dura, disputada. Pero no tanto. El equipo de Tomás Gómez ya había adelantado en los últimos días que había reunido más de 6.000 avales. En el círculo de Trinidad Jiménez preferían no dar números, pero se barajaba la cifra de 4.000 apoyos. Sin embargo, ayer por la mañana, antes de que se cerrara el plazo de presentación de avales, la plataforma de respaldo a la ministra de Sanidad avanzó que ya disponía de 6.000 firmas.

Poco antes de las 20 horas, se comprobó lo ajustado del cuerpo a cuerpo: Gómez formalizó su candidatura con 6.874 avales, el 38,6% de los 17.809 militantes del Partido Socialista de Madrid (PSM). Jiménez presentó 6.402 rúbricas 6.440, según la comunicación enviada a Ferraz, la dirección federal, el 35,95% del total. Es decir, el líder de los socialistas madrileños aventajaba en 472 firmas a su rival.

No obstante, 136 de los 6.402 avales de la ministra pertenecen a la agrupación disuelta de Móstoles. 'Los hemos presentado e independientemente de que valgan o no como avales, que yo espero que sí, sin duda alguna van a servir como voto el 3 de octubre', defendió el portavoz de Jiménez, David Lucas.

La réplica y la crítica la obtuvo del representante de Gómez, Eusebio González. El portavoz advirtió de que todos sus avales pertenecen a militantes de agrupaciones donde 'se podían recoger'. 'En Móstoles no se pueden recoger avales, porque así lo han dicho las normas del partido'. Ferraz aún tiene que determinar cuántos afiliados de la ciudad madrileña pueden votar el día 3.

González también subrayó que, de todos los apoyos prestados, 335 de ellos proceden del comité regional. Es decir, Gómez opta a las primarias por dos vías: las firmas de militantes y el respaldo de más del 60% del máximo órgano del PSM entre congresos.

La euforia inundó a los equipos de los dos candidatos. 'El salto de los 4.000 a los 6.000 avales se ha producido en los últimos días, lo hemos sentido entre los militantes', afirmaba satisfecho un partidario de la ministra. 'Hemos cubierto todas las expectativas a pesar de las dificultades iniciales puestas por el aparato del PSM', dijo después Lucas.

Jiménez, en declaraciones a los medios en el Senado, se declaró 'muy satisfecha' por sus números, pero insistió en que seguirá trabajando por los votos, que 'es lo que realmente importa', recogiendo 'mucha ilusión'. Confesó que no había ofrecido datos de firmas antes 'por estrategia'.

Gómez, por la mañana, se felicitó de la movilización de los afiliados, lo que indica cómo las primarias han actuado de 'revulsivo' para el PSM. En su círculo, se declaraban sorprendidos por el volumen de firmas de Jiménez, producto de la 'presión' de Ferraz, 'que es más aparato que el de Madrid'. 'Los militantantes han apoyado la candidatura del trabajo, de tres años de esfuerzo, de dedicación, de recorrer Madrid, de trabajar por Madrid y de pensar en Madrid. Estamos a tope y convencidos de que Tomás ganará en 2011', señaló Eusebio González.

Lucas también presentó 2.354 avales para la candidatura de Jaime Lissavetzky al Ayuntamiento de Madrid. No tiene rivales, y al tener más de un millar de firmas es ya aspirante de facto.