Público
Público

La lucha contra los incendios también sufre los recortes

Los brigadistas denuncian que están en el aire los trabajos de prevención del invierno

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Faltaban apenas dos horas para la extinción de uno de los grandes fuegos que amenazaba Ourense el pasado octubre cuando los bomberos del Ministerio de Medio Ambiente abandonaron el terreno. El 15 de ese mes concluían los contratos de los efectivos de la Brigada de Refuerzo de Incendios Forestales (BRIF) desplegados en Galicia y los trabajadores conocieron en pleno monte que el Gobierno había rechazado prorrogarlos.

No les pilló del todo desprevenidos. Llevaban meses con la cabeza puesta en el invierno incierto que se les avecina y, lo que es peor, con la incertidumbre de ignorar si podrán volver al tajo el año que viene, confiesan. El medio millar de bomberos de élite que integran las diez brigadas forestales existentes temen por la continuidad de un cuerpo que se creó hace 20 años y al que se dotó de helicópteros con el fin de garantizar su actuación 'en cualquier punto del territorio nacional'.

Aunque Medio Ambiente reconoce que el cuerpo 'asume los sectores más complicados' cuando se declara un fuego porque 'la estructura de los equipos les permite actuar hasta el control del incendio con seguridad y eficacia', su continuidad no está clara. Desde el colectivo defienden que no resultan caros: 'Somos de cantimplora y bocadillo', afirma un trabajador.

La empresa pública Tragsa que los contrata recibió 21,2 millones de las arcas públicas para la campaña 2010-2011. 'No precisamos de grandes inversiones y, sin nosotros, no servirían de nada los medios aéreos. Un piloto, desde el cielo, sólo ve eucaliptos. Somos nosotros los que le orientamos hacia el foco del fuego', continúa.

Los miembros de las BRIF, en sus inicios personal fijo discontinuo, hace dos años que dejaron de acogerse al convenio sectorial que les garantiza su dedicación durante la temporada de bajo riesgo, en invierno, a labores de prevención. Sin embargo, 'un mal acuerdo sindical y la crisis' los envió al paro el año pasado durante el mes de diciembre. Su futuro inmediato no pinta más halagüeño.

El Ministerio defiende una versión diferente y asegura que las labores de prevención darán comienzo 'después de Reyes, como el año pasado', y que así lo ha notificado a los técnicos de las BRIF. Los trabajadores lo niegan: 'Con la supresión de 15 días de medios aéreos al inicio del verano, se pagan nuestros sueldos de todo el año, que son mileuristas, pero vende más la imagen de un helicóptero soltando agua'.

24.000 hectáreas de monte ardieron en la ola de incendios que asoló Galicia en octubre. Las temperaturas inusualmente altas y la falta de medios agravaron la situación, ya que la Xunta (PP) había dado por concluida la campaña el 30 de septiembre y, con ella, finiquitado los contratos del contingente de 2.000 brigadistas eventuales que trabajan para la empresa pública Seaga. Las labores de los helicópteros concluyeron el 27 de octubre.