Público
Público

Una lucha de toda la sociedad

  

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Hoy es el Día Internacional contra la Trata de Seres Humanos, seres como nosotros y nosotras que un día se cruzaron con organizaciones criminales despiadadas que actúan en nuestras calles. Y pensamos que no nos afecta. Que proxeneta es sólo aquel que se lucra con la esclavitud sexual. Pero proxeneta también es el que se beneficia de ella: el cliente que recurre a la prostitución sin querer saber qué hay detrás; el medio de comunicación que vende su espacio para anunciar ese inmundo negocio porque le proporciona unos cuantos millones de rédito; o el proveedor que sirve productos a un club de prostitución o local de alterne sin cuestionarse a dónde va a parar su mercancía.

El beneficio de la explotación engrosa las cuentas de organizaciones criminales, de los proxenetas. Cuentas multimillonarias que no entienden de derechos humanos de cientos de miles de mujeres, cuentas acrecentadas con lo que pagan innumerables clientes que prefieren ignorar la terrible situación de esas mujeres, adultas o menores, que les proporcionan un cuestionable placer. Las víctimas viven en nuestra calle, en nuestro barrio, en nuestra ciudad. Son nuestras vecinas y vivimos ajenos a su esclavitud, a su vida de terror y destrucción, a su aislamiento y a su sometimiento total.

Desde las instituciones y las asociaciones trabajamos duramente por erradicar este horror de nuestra civilización. Se está desarrollando el Plan Integral de Lucha contra la Trata con la implicación de todo el Gobierno, los operativos policiales se suceden con éxito y la protección de las víctimas es un asunto prioritario. Es indudable que hemos avanzado en esta lucha, pero no es suficiente. Toda la sociedad debe levantarse contra este terrible fenómeno. Aquí y ahora.