Público
Público

El lujoso restaurante madrileño Jockey, declarado insolvente

Según CCOO, el establecimiento cerró sus puertas sin pagar

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Uno de los restaurantes más lujosos de Madrid, Jockey, ha sido declarado en suspensión de pagos (antiguo concurso de acreedores) por Juzgado de lo Mercantil número 5 de la capital al acumular una deuda de 1,53 millones de euros, han informado este miércoles a Efe fuentes judiciales. Según el auto, el restaurante fundado en 1945 tenía vencidas deudas por valor de 700.000 euros el pasado junio, de las que 400.000 euros correspondían a proveedores, 250.000 euros a la Hacienda Pública y más de 50.000 euros a los empleados.

Además, según el sindicato Comisiones Obreras, Jockey cerró sus puertas sin pagar el finiquito a sus 31 empleados, que en su mayoría tenían una larga carrera profesional en el restaurante, que en muchos casos alcanzaba los 30 años de servicio.

Frente a las deudas, el inventario de activos está valorado en 150.000 euros, que se corresponden sobre todo con bienes del restaurante que son necesarios para la continuidad de la actividad.

Jockey, que contó con una estrella Michelin hasta 2000, era uno de los restaurantes de más prestigio y llegó a recibir el encargo de elaborar el menú de la boda del Príncipe de Felipe con Letizia Ortiz. En el pasado reciente, se le consideraba un referente del lujo gastronómico madrileño y sus salones eran frecuentados por la alta sociedad y muchos representantes del mundo de la política.

La familia Cortés, dueña del restaurante, había intentado reflotarlo sin éxito desde 2010, cuando solicitó inversiones a destacados empresarios madrileños. Su dueño, Luis Eduardo Cortés, que ahora es presidente del Comité Ejecutivo de IFEMA, fue consejero de Obras Públicas, Urbanismo y Transporte y vicepresidente de la Comunidad en la etapa en la que Alberto Ruiz Gallardón lideraba el Ejecutivo regional.