Público
Público

Luna declara su inocencia y remacha que pagó la obra

El PP acusa al portavoz del PSPV de aceptar 4.000 euros como soborno hace 13 años

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Decenas de flashes y cámaras de televisión recibieron ayer a Ángel Luna, portavoz del PSOE valenciano, en la puerta del Tribunal Superior de Justicia autonómico. El político declaró como imputado para defenderse de las acusaciones del PP regional, que ha formulado una querella contra él por un presunto delito de cohecho.

Los conservadores centran su querella en unas obras llevadas a cabo en la casa de Luna en 1998, cuando el hoy portavoz llevaba tres años sin ocupar ningún cargo público, y que costaron menos de 4.000 euros. El PP sostiene que fue el constructor Enrique Ortiz quien pagó esa obra. Luna se declaró ayer inocente y negó tajante que aceptara un solo euro del constructor, para quien en 1998 trabajaba como asesor externo desde un bufete de abogados.

Cuando se hizo la obra, Luna llevaba tres años sin ser alcalde de Alicante

Los conservadores interpretan que el hecho de no haber guardado 13 años la factura indica que Luna no la pagó. Y presentan esos 4.000 euros como el soborno pagado por Ortiz a cambio de los 7,2 millones de euros que obtuvo en adjudicaciones cuando Luna era alcalde de Alicante, entre 1992 y 1995. Ortiz está imputado en el caso Brugal y aparece en el caso Gürtel como financiador del PP.

Ante el juez, Luna explicó que fue su actual esposa -que entonces era su novia quien pagó las obras de la casa, puesto que era la propietaria. Su única intervención, dijo, fue ponerla en contacto con industriales que pudieran llevar a cabo las reformas.

Luna mostró la factura de compra de un coche que, según el PP, fue también un regalo de Ortiz. Demostró, a través de una nota del Registro de la Propiedad, que la querella de los conservadores contiene inexactitudes y exageraciones: la casa no tiene 300 metros ni es fruto de la unión de dos viviendas. Y dio 'todo tipo de explicaciones' sobre su gestión al frente del Ayuntamiento de Alicante, donde gobernaba en minoría y por tanto no podía adjudicar contratos sin aprobación expresa del pleno.

El PP pretende que testifique Ortiz, imputado en el caso 'Brugal'

Luna denunció que el PP pretende evitar que siga denunciando los casos de presunta corrupción. Y acusó al PP de no buscar 'la verdad material', sino 'manipular unos hechos' y 'neutralizar a una persona que resulta incómoda dentro y fuera de las Cortes'.

El portavoz ha denunciado semana tras semana en las Corts las irregularidades del gobierno autonómico, sin que sus peticiones de transparencia hayan recibido más que respuestas vagas y ataques personales por parte del president Francisco Camps.

Durante las últimas semanas, el PP valenciano ha insistido en equiparar el caso de Luna con el de Camps, imputado desde 2009 por un delito de cohecho. El PSOE regional, que apoya a su portavoz, argumenta que, a diferencia de los imputados del PP, Luna ha dado explicaciones sobre aquello de lo que se le acusa. Y destaca que su portavoz está ante el juez por una denuncia de sus rivales políticos, mientras que en el PP han sido la policía y los jueces los que han hallado indicios de delito.

Camps está imputado por aceptar regalos de empresarios de la trama Gürtel, cuyas empresas recibieron siete millones de euros en adjudicaciones de la Generalitat. Informes policiales y de Hacienda incluidos en el sumario muestran, además, indicios de financiación ilegal en el PP gracias a la connivencia de la red Gürtel.

Jorge Carbó, abogado del PP, insistió en que Luna no mostró al juez las facturas de la reforma. Ninguna de las empresas que trabajaron allí, replicó el portavoz, 'guarda las facturas de hace 13 años'.

Carbó anunció que, si el proceso sigue adelante, el PP quiere llamar a declarar al constructor y a un operario que trabajó en la casa. Además, incorporarán a la causa los resultados de una 'comisión de investigación' que el Ayuntamiento de Alicante llevó a cabo sobre la gestión de Luna, y de la que este último no tiene noticia.

La denuncia por cohecho no es la única formulada por el PP contra Ángel Luna. Ayer, el Tribunal Superior de Valencia (TSJCV) notificó al portavoz socialista la querella por presunta revelación de secretos. El PP acusa a Luna después de que este enarbolara en las Corts valencianas un informe de Hacienda que corroboraba la adjudicación de contratos millonarios a la ‘trama Gürtel' por parte de Canal 9. Ayer, Luna recordó que su actuación consistió en poner de manifiesto cómo la Agencia Tributaria había detectado 'mala utilización de 14 millones de euros' en la contratación televisiva durante la visita del Papa en 2006. Luna lamentó que, en lugar de dar explicaciones de esos 14 millones, el PP le ataque en los tribunales. El informe que enseñó Luna no estaba numerado, es decir, no había sido extraído del ‘sumario Gürtel'.