Público
Público

Una luz al final del túnel del Metro

Ni los sindicatos ni Metro Madrid dan su brazo a torcer. Recortar de otras partidas es la única solución al conflicto

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Ni la Comunidad de Madrid ni los sindicatos dan su brazo a torcer. La reunión de hoy entre ambos representantes ha culminado sin acuerdo. Metro de Madrid no negociará hasta que los trabajadores no desconvoquen la huelga. Por su parte, los sindicatos quieren antes un compromiso verbal de que no se va a tocar el sueldo de los maquinistas.

La reunión de hoy, que ha durado más de tres horas, no ha sido del todo un fracaso. Existe una pequeña luz al final del túnel, 'un acercamiento de algún tipo'. El problema es quién da el primer paso para materializar el acuerdo. En principio, las dos partes muestran predisposición al pacto, pero piden pasos previos que ninguno de los dos está dispuesto a dar primero.

'Se puede recortar mucho despilfarro' antes que salarios, denuncian los sindicatos

La empresa ha insistido durante las dos reuniones en que para poder negociar es necesario desprenderse de la 'presión' que aseguran que tienen por parte de los ciudadanos y de los trabajadores. Es decir, que se desconvoquen los paros. Los trabajadores no se fían. Les basta con una promesa de que no se van a tocar los salarios y que no va a haber expedientes. Y mientras tanto, las cosas siguen como estaban.

'El ahorro que pide el Gobierno puede venir de otras partidas. Se puede recortar mucho despilfarro', explican fuentes sindicales a Público.es. Los trabajadores sostienen que es tarde para 'creer en hadas' y sostienen que el 'gesto' ya lo han hecho al haber desistido de continuar con una huelga total del servicio. Las dos partes se han comprometido a estudiar un posible ahorro en gastos de personal.

Desde los sindicatos, la sensación que se tiene es que las negociaciones van para largo. Lo que pase en la asamblea de trabajadores el próximo lunes marcará el futuro de la huelga. Será entonces el momento de decidir si se convocan nuevos paros totales de servicio y 'se coloca a Madrid patas arriba'.

Desde UGT no se espera que haya 'un acuerdo definitivo de aquí al día 5 (de julio) tal como están las posturas', explica Teodo Piñuela. 'Ellos (Metro de Madrid) dicen que tenemos que desconvocar la huelga para quitar presión. Se quitará siempre que haya unos avances parciales que nos hagan ver un atisbo de solución'.

Los trabajadores decidirán el lunes si 'colocan a Madrid patas arriba'

Por parte de la Comunidad de Madrid no se ha dado ningún paso conciliador, más bien al contrario. Cada nuevo anuncio ha sido para reafirmar su postura y demandar sanciones. De hecho, Metro de Madrid ha abierto ya 900 expedientes a los trabajadores que incumplieron los servicios mínimos, algo que 'enquista' significativamente la negociación.

Esperanza Aguirre teme lo peor y por ello ya tiene preparados 250 autobuses por si el martes vuelve la 'huelga salvaje'. Una lección que ha aprendido, ya que la falta de previsión es uno de los principales reproches que hace la ciudadanía al gobierno de la lideresa.

Por ello, los movimientos de ambas partes hacen pensar que el conflicto se puede alargar en el tiempo a la espera de que uno de los dos ceda a la presión.  Si el lunes los trabajadores deciden volver a la huelga total, todo apunta a que ya no habrá vuelta atrás, y los ciudadanos serán los principales perjudicados.