Público
Público

La luz y la oscuridad, según el imputado Camps

El 'caso Gürtel', de nuevo protagonista en Les Corts

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

En el diccionario de Francisco Camps, las palabras están al servicio de sus deseos. Se vio ayer con claridad en las Corts cuando el portavoz del PSPV, Ángel Luna, le preguntó por los contratos públicos con empresas de la Gürtel, que ascienden a 7,2 millones de euros.

Una petición de transparencia a la que el president dio la vuelta. 'Usted sí que sabe adjudicar de forma rara porque es hijo de la oscuridad administrativa', le contestó.

Acto seguido, se dedicó a desarrollar su idea de lo oscuro y lo luminoso. 'Nosotros estamos en la Comunidad Valenciana, que es un territorio de luz y de prosperidad, y usted está en la parte oscura'.

Luna subió a la tribuna con la luz 'de las certificaciones, de las escrituras' que describen una presunta trama corrupta dedicada a succionar los fondos de la Generalitat para cooperación al desarrollo, departamento que dirige el también portavoz del PP, Rafael Blasco.

'Esta [trama] es más chapuza que la Gürtel, en la que hicieron falta que salieran los jueces a descubrir qué había. En esta no ha hecho falta porque han sido los propios funcionarios los que nos han dado los papeles para que los llevemos al fiscal', explicó Luna, quien pidió el cese de Blasco, expulsado del PSPV por un presunto caso de corrupción en 1989 y rescatado por Camps como político de cabecera tras el seísmo de la Gürtel.

Una metamorfosis que no pasó desapercibida. 'Él [Blasco] sí que supo cruzar la raya entre lo oscuro y la luz que representa el Partido Popular', defendió Camps, imputado por cohecho. Pero el de Blasco no fue el único caso en el que el president mostró su fotofobia a dar respuestas.

El portavoz de Compromís, Enric Morera, pregunto, sin éxito, por el jugoso pellizco que la Gürtel se llevó de la visita del Papa a Valencia. Según los informes policiales, 900.000 euros al bolsillo de Francisco Correa. 'Se han dado cumplidas explicaciones. Todo era correcto', sentenció Camps.