Público
Público

Macrorredada contra la prostitución en Barcelona

La policía trasladó a comisaría a 18 de las 95 identificadas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Sucede dos o tres veces al año y la pasada noche del viernes fue una de ellas. Mossos d'Esquadra, Policía Nacional y Guardia Urbana coordinaron una macrorredada contra la prostitución en los aledaños del Camp Nou y la zona universitaria de Barcelona, lugar de encuentro habitual de meretrices y clientes.

El resultado final fue 95 personas identificadas, entre prostitutas y clientes, 18 mujeres trasladadas a las dependencias policiales por un presunto incumplimiento de la Ley de Extranjería, cinco denuncias administrativas por tenencia de estupefacientes, otras tres por tenencia de armas y seis administrativas, en aplicación de la Ordenanza de Convivencia por utilizar el espacio público para ofrecer o pedir servicios sexuales.

Además, los agentes realizaron controles de droga y alcoholemia a varios conductores en la zona: dos personas dieron positivo por conducir borrachos y otros cuatro por haber tomado sustancias estupefacientes.

El objetivo de estas macrorredadas es, sobre todo, 'prevenir y evitar hurtos'

El objetivo de estas macrorredadas es, sobre todo, 'prevenir y evitar hurtos y robos con violencia e intimidación, así como evitar peleas entre personas que ejercen la prostitución', según la policía.

Hacia la media noche del viernes varios agentes de paisano de los tres cuerpos policiales se desplegaron por distintos zonas de los alrededores del Camp Nou, donde es conocido que siempre hay mujeres ejerciendo la prostitución. Después de identificarse como policías, llegaron los vehículos oficiales con decenas de agentes dispuestos a identificar a las chicas que estaban apostadas y a sus clientes. También se registraron varios coches en busca de droga.

Una de las prostitutas lamentó que se produzcan estas redadas en una zona de Barcelona donde 'no hay vecinos' y las meretrices no molestan 'a nadie', según afirmó. 'Sólo trabajamos de noche', zanjó.

El Ayuntamiento de Lloret de Mar (Girona) abrió cinco expedientes a tres prostíbulos del municipio al considerar que hacen 'publicidad agresiva' de los locales para captar clientes.

Según el alcalde de la población, Xavier Crespo, se trata de prostíbulos con dueños extranjeros que aprovechan la temporada turística para hacer publicidad por las calles con la ayuda de furgonetas, algunas con pantallas de plasma que enseñan el interior de los burdeles. Pero eso no es todo. Los dueños de los prostíbulos reparten folletos con el reclamo de mujeres desnudas.

Ante estos hechos, el consistorio ha recurrido a la Ley 9/2000 de regulación de la publicidad dinámica, que prevé sanciones de entre 3.000 y 600.000 euros.