Público
Público

Las madres harán de modelos para recaudar fondos para el transporte escolar

Madres de alumnos del colegio Monserrat de Valencia desfilarán con ropa de diseñadores reconocidos, continuando con su particular lucha por el autobús escolar después de editar un calendario erótico

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Las madres de los niños del colegio de Monserrat (Valencia) que han editado un calendario erótico para recoger dinero con el que pagar un autobús para que lleve a sus hijos al centro, realizarán el próximo 25 de enero un pase de modelos con ropa cedida por diseñadores 'reconocidos' y organizarán un partido benéfico con jugadores veteranos del Valencia C.F., para seguir recaudando fondos para el transporte escolar.

La venta del calendario va por las 1.800 unidades y esperan agotar los 3.000 ejemplares a final de mes. Así, una de las madres, que se han concentrado este martes en las puertas de la Conselleria de Educación, ha explicado a Europa Press que, además del pase de modelos y el partido de veteranos del club valenciano, subastarán en Internet, a final de enero, dos calendarios firmados por jugadores de la primera plantilla del Valencia C.F. y otro rubricado por el boxeador argentino y campeón del mundo del peso medio del CMB, Sergio 'Maravilla' Martínez.

Las madres, que han protestado este martes en las puertas de la Conselleria disfrazadas con pelucas y narices de payaso, han destacado que tienen tres meses de transporte escolar pagados con la venta del calendario. No obstante, siguen reclamando a Educación que restablezca el transporte escolar subvencionado en esta localidad, 'como han hecho' en otros municipios.

Por otro lado, han realizado una petición por escrito a la Conselleria para que permita a los niños que viajan en el autobús, pagado con la venta del calendario, entrar al colegio de Monserrat cinco minutos antes de la hora de apertura, como hace, han dicho, con los escolares que llegan con otros dos vehículos subvencionados por la administración.

Según han explicado, este lunes le dijeron a la monitora del autobús de las madres de Monserrat que 'no iba a abrir el colegio antes de hora' para que entraran los niños, ya que al ir en autobús suelen llegar entre cinco y diez minutos antes de que el centro educativo abra las puertas; y que se responsabilizara de ellos hasta la hora de apertura.

En este sentido, consideran que se trata de un 'castigo por hacer tanto ruido' para reclamar el transporte escolar público para sus hijos.