Público
Público

Madrid asigna un sueldo más alto a su vicepresidente que a la propia Aguirre

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La nómina de Esperanza Aguirre y sus ocho consejeros costará este año al erario público 926.242 euros, según la información divulgada ayer por el Ejecutivo madrileño a través de la web de la Consejería de Economía y Hacienda. Las nóminas de septiembre de cada miembro del Ejecutivo regional indican que el número dos de Esperanza Aguirre, el vicepresidente Ignacio González, tiene asignado un sueldo institucional superior al de su jefa: 104.928 euros anuales brutos en el caso de González frente a los 103.090 en el de Aguirre. En resumen, 25.000 euros más que lo que gana Zapatero como presidente del Gobierno (78.185 euros). A esas cifras se añaden tanto en lo que respecta a Aguirre como a González los trienios acumulados como funcionarios. La presidenta llega así a 108.511 euros al año y su vicepresidente, a 108.720.

A diferencia del Congreso y el Senado y de otras comunidades autónomas como Castilla-La Mancha o Andalucía, Madrid es hoy el único gran territorio cuyo Gobierno, junto con el de Catalunya, se niega a difundir la declaración de rentas y bienes de sus altos cargos.

Pero conocer el sueldo público no equivale necesariamente a tener información sobre el conjunto de ingresos de cada miembro del Ejecutivo. Por ejemplo, en la nómina no queda constancia de las posibles retribuciones procedentes del PP. Tampoco es factible con ella en mano conocer el patrimonio de los máximos dirigentes políticos de la Comunidad de Madrid. Ni su evolución interanual.

Las nóminas difundidas demuestran que un 13,04% del monto destinado a pagar los salarios del Ejecutivo de Aguirre corresponde al polémico complemento de homologación con los altos cargos de la Administración Central. En total, ese plus supone para el erario madrileño 118.945 euros al año. La partida aparece camuflada en los presupuestos: es decir, no figura en el apartado de retribuciones para altos cargos sino bajo el epígrafe 'homologación otro personal', dotada este ejercicio con 557.840 euros, sólo un 5% menos que en 2010. Los únicos beneficiarios de esa homologación son los miembros del Ejecutivo regional y sus cargos de segundo nivel.

En cifras netas, es decir, lo que cobra al mes cada integrante del Gobierno madrileño tras las deducciones por Seguridad Social e IRPF, Ignacio González vuelve a ocupar el primer puesto: 5.903 euros al mes previa retención de un 33% por IRPF. Su jefa recibe 5.826 euros tras una retención del 34%.

De González abajo, cada consejero recibe al mes 8.379,71 euros brutos en calidad de salario institucional. La cifra final varía de uno a otro dependiendo de las retenciones por IRPF y de que haya o no derechos por antigüedad funcionarial.