Público
Público

Madrid castigará a los grafiteros con hasta 6.000 euros

La delegada de Medio Ambiente, Ana Botella, asegura que destruyen el patrimonio

Publicidad
Media: 0
Votos: 0


Grafiti, ¿arte o vandalismo? Imagen: Flickr (ROBERTO GARCÍA)

Entre 1.500 y 3.000 euros es lo que costará hacer un grafiti en Madrid. El Ayuntamiento está dispuesto a luchar 'con todos los medios legales a su alcance' y por ello ha decidido subir las multas que venía cobrando, según anunció este miércoles la delegada de Medio Ambiente, Ana Botella.

La ordenanza es el arma que la delegada de Medio Ambiente, Ana Botella, utilizará para disuadir a los grafiteros. La delegada de Medio Ambiente ha asegurado que el Ayuntamiento 'tratará por todos los medios legales a su alcance de ir contra los grafitis, porque destruyen nuestro patrimonio y nos hacen gastar un dinero que se puede emplear en otra cosa', a la vez que ha advertido a quienes hacen pitadas que 'su libertad termina donde empieza la de los vecinos a los que les pintan su vivienda'.

'Nos hacen gastar un dinero que se puede emplear en otra cosa'

Según fuentes del área municipal de Medio Ambiente, las sanciones por esta misma causa podrían alcanzar los 6.000 euros en los casos de grafiteros 'reincidentes' y desde ahora la multa por hacer pintadas nunca será inferior a 1.500 euros. Actualmente la multas oscilan entre los 300 y los 600 euros.

El Ayuntamiento eliminó el año pasado alrededor de dos millones de metros cuadrados de pintadas ilegales en la vía pública, lo que costó unos 12 millones de euros, según fuentes municipales.

Según Botella, lo que hacen los grafiteros nada tiene que ver con el 'arte urbano', sino que es 'estropear el patrimonio artístico de la ciudad y la casa de cualquier vecino'. 'Desde el Ayuntamiento de Madrid, desde luego, vamos a tratar, con todos los medios legales a nuestro alcance, de ir contra los grafiti', prosiguió.

Botella ha destacado el grado de satisfacción de los madrileños con la limpieza de las calles y así, y de acuerdo con una encuesta realizada por el Ayuntamiento, el 66% calificaron de 'bueno' el estado de su barrio, el 62% admitió que la situación había mejorado y el 85% opinó que este trabajo era 'necesario' e incluso, que debería mejorarse.