Público
Público

Madrid emite sus primeras facturas en la 'sombra'

Siguiendo la estela marca ya hace años por oras comunidades autónomas, Madrid comenzó a entregar ayer sus primeras facturas sanitarias informativas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Siguiendo la estela marca ya hace años por comunidades como el País Valencià, Galicia o Andalucía, Madrid comenzó a entregar ayer sus primeras facturas sanitarias informativas, más conocidas como facturas en la sombra. La medida, que, en el caso de Madrid, tendrá un coste de unos 250.000 euros anuales, tiene como objetivo informar y concienciar a los pacientes sobre el coste de la asistencia recibida, aunque existen voces que ven en esta acción una antesala al copago.

La factura incorpora los importes correspondientes a los distintos conceptos que se incluyen en la asistencia, así como una carta donde se explica al paciente que 'no tiene que abonar importe alguno por la atención recibida. Además, el documento pide al paciente que tenga en cuenta que la asistencia 'supone un gran esfuerzo económico para todos los madrileños, que financian la sanidad pública a través de sus impuestos'.

Las facturas empezaron a entregarse ayer en el Hospital La Paz a una decena de pacientes de oftalmología, dentro del área de cirugía mayor ambulatoria. El primero fue Asterio Recio Villaverde, de 63 años, que fue sometido a una vitrectomía mecánica tras un derrame, intervención que, según consta en la factura que le entregaron al darle de alta, tuvo un coste de 1.085 euros para el Servicio Madrileño de Salud.

'Es independiente, si tienen que poner copagos, los pondrán con factura o sin factura'

El paciente se sorprendió del coste 'pensaba que iban a ser 80.000 o 100.000 pesetas y ha sido el doble' y aprobó la medida: 'Todo lo que sea transparencia me parece estupendo, tenemos que saber en qué nos gastamos el dinero de los impuestos'. Tampoco cree que sea el paso previo al copago: 'Es independiente, si tienen que poner copagos, los pondrán con factura o sin factura'.

La medida se extenderá a partir del próximo octubre a los pacientes de cirugía mayor ambulatoria de otros centros y en el primer semestre de 2012 a todos los hospitalizados. En marzo llegará a las urgencias y a la atención primaria.