Publicado: 31.10.2012 12:56 |Actualizado: 31.10.2012 12:56

Madrid implanta el copago y cobrará un euro por cada receta

El presidente de la región, Ignacio González, implanta la medida pese a que Esperanza Aguirre prometiera en 2011 que no se iba a aplicar.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, ha sacado el hacha de los recortes y anunciado la creación de una nueva tasa de un euro por cada receta expedida, el conocido copago farmacéutico (aunque sería más correcto hablar de repago farmacéutico: consulta el artículo de Vicenç Navarro sobre el copago), una medida que ya aplicó Artur Mas en Catalunya. La decisión, que ha tratado de suavizar por todos los medios, es según González, de "carácter disuasorio" y no de carácter "recaudatorio", porque tiene un "escaso impacto económico".  Las alternativas al copago, al parecer, no le han convencido (Consulta el sacadudas sobre el copago).



Lejos quedan ya las falsas promesas de Esperanza Aguirre, cuando aseguró en marzo de 2011 que no iba a instaurarlo. Aguirre resaltó en aquel momento, en su cuenta de Twitter, que "la sanidad pública cuesta mucho dinero y que la pagan las cotizaciones a la Seguridad Social; el copago no lo hace sostenible [...] En Madrid no habrá copago. Pagar 1€ por algo que vale 100 no tiene sentido" para volver a destacar su apuesta incumplida por la "sanidad pública, universal y gratuita". Más tarde, en 2012, la misma Aguirre se comió sus palabras al dejar la puerta abierta a su aplicación.

En rueda de prensa, el presidente de la región se ha escudado en que en la medida se ejecutará para "seguir impulsando un uso eficiente de los medicamentos", después de citar la reducción del gasto farmacéutico impulsado por la reforma del listado de medicamentos desde el Ejecutivo central.

De nada ha servido la presión de pacientes y jubilados por mantener intacta la Sanidad universal en la región, una lucha que ya viene de lejos. Tampoco ha parecido tener efecto en el Gobierno las reiteradas críticas de la oposición, liderada por el PSM de Tomás Gómez, que ya previó la medida que hoy ha anunciado González.

Una de las novedades será el cobro de una tasa de un euro por receta que se expedida (hasta un máximo de 72 euros al año), según ha explicado González. Quedarán exentos de pagar esta tasa algunos colectivos, como las personas afectadas por síndrome tóxico, discapacitados, receptores de la renta mínima de inserción, personas que cobren pensiones no contributivas o parados que hayan agotado el subsidio por desempleo (hasta que cambie su situación).

Sí pagarán la tasa de un euro, ha dicho tras varias preguntas, los jubilados con pensiones contributivas, que además continuarán pagando el porcentaje que establece el real decreto ley del Gobierno en función de su renta.

Para justificar la tasa, González ha remarcado que España es el segundo país de la UE en consumo de medicamentos, un 15% por encima de la media del resto de países, y que los madrileños "atesoran más de 45 millones de medicamentos en sus domicilios, muchos de ellos sin abrir".

Además, ha señalado que en las comunidades autónomas que ya cobran una tasa por receta la reducción del gasto farmacéutico "ha sido siete puntos superior al conjunto del territorio nacional".