Público
Público

Madrid reta a Pajín manteniendo sus listas de espera

La Comunidad de Madrid no cambiará su actual sistema de cómputo de las listas de espera quirúrgicas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La Comunidad de Madrid no cambiará su actual sistema de cómputo de las listas de espera quirúrgicas. Así lo aseguró ayer su consejero de Sanidad, Javier Fernández-Lasquetty, que calificó su actual tratamiento de las listas como 'mucho más exigente' que el establecido en el resto de las autonomías. De esta manera, hace oídos sordos a la misiva enviada por el Ministerio de Sanidad al propio consejero de Sanidad para que modifique su forma de contabilizar las demoras.

En la misma, firmada por el secretario general del Ministerio, José Martínez Olmos, se emplaza a la Comunidad a cambiar su sistema al ser 'contrario y diferente' a lo establecido por el Real Decreto de 2003, aprobado por el Gobierno del PP, y al acuerdo alcanzado por el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud en octubre de 2010, que contó con el voto favorable de todos los gobiernos autonómicos, incluido el de la Comunidad de Madrid, que se niega a aplicarlo.

También la ministra de Sanidad, Política Social e Igualdad, Leire Pajín advirtió ayer al Gobierno de Madrid que 'tiene seis meses' para hacer cumplir la legislación o se aplicarán 'las herramientas o instrumentos' pertinentes para que lo haga.

El sistema madrileño es el único que incluye a los pacientes en la lista cuando ya han sido vistos por el anestesista y ya se les han practicado las pruebas preoperatorias. Mientras, el real decreto indica que un paciente debe incluirse en la lista cuando la operación es ordenada por el médico. Este sistema fue adoptado por la Comunidad tras la promesa electoral de su presidenta, Esperanza Aguirre, de reducir el tiempo de espera para ser operado a 30 días.

El secretario general del Partido Socialista en Madrid, Tomás Gómez, acusó al Gobierno de Aguirre de 'falsear datos' y 'tratar de camuflar' uno de los 'problemas más serios' de la región, mientras que la Organización Médica Colegial pidió a la Comunidad que 'haga un esfuerzo' y se sume al sistema de cómputo del resto.