Público
Público

Madrid veta una campaña a favor del uso del condón

Una organización de cristianos de base pretendía anunciarse durante la visita del papa

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La empresa Publimedia no quiere publicidad a favor del uso del preservativo durante la visita del papa a la capital el próximo agosto, coincidiendo con la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ). Esta empresa, propiedad del grupo ACS, de Florentino Pérez, es la adjudicataria de la publicidad exterior en los autobuses de la Empresa Municipal de Transportes (EMT) de Madrid, dependiente del Área de Medio Ambiente y Movilidad del Ayuntamiento que dirige Ana Botella.

La empresa ha sido la encargada de rechazar la inserción de los carteles diseñados por la organización americana Catholics for Choice, en los que dan las gracias a Benedicto XVI por haber aceptado el uso del condón en determinados casos, algo que luego no han transmitido los obispos españoles. Una campaña que ya se ha llevado a cabo en EEUU, Chile o México sin levantar tanta polémica.

En la imagen se puede ver a una pareja sonriente junto a las siguientes frases: 'Creemos en Dios. Creemos en el sexo sagrado. Creemos en cuidar el uno al otro. Creemos en el uso del condón'. Publimedia explica en un comunicado que este tipo de carteles podrían ser considerados como 'ofensivos' o 'hirientes' para una parte significativa de la población', informa Europa Press. Por ello, también ha vetado a estos anuncios en los soportes publicitarios del aeropuerto y Metro de Madrid, que se encuentran dentro de su cartera de clientes.

La Concejalía de Movilidad dirigida por Botella se limita a echar balones fuera y remite al comunicado de la empresa, desde el que se insiste en que son los propios publicistas quienes cuentan con la 'prerrogativa' de decidir las campañas que se pueden lanzar y las que no. Así lo especifican los contratos de cesión que firmaron con el Ayuntamiento madrileño el pasado septiembre.

La portavoz del PSOE de Madrid en materia de Medio Ambiente, Ruth Porta, consideró 'un escándalo' el hecho de que una empresa tenga 'tanto poder' a la hora de tomar este tipo de decisiones y aseguró a este diario que, de confirmar estas competencias, mañana jueves pedirán la rescisión del contrato.

En cualquier caso, Porta se negó a creer que la empresa haya tomado la decisión 'de forma autónoma' y acusó a Ana Botella de estar detrás de todo, destacando que sus ideas en este tipo de asuntos son 'absolutamente ultras'. Además, señaló que la publicidad que se pretende insertar es 'correcta' y no hay motivo que justifique el veto.

Por su parte, fuentes de la EMT se limitaron a indicar que los responsables de los autobuses públicos 'no opinan, ni vetan, ni filtran' en lo referente a la publicidad dentro de sus instalaciones, y aseguraron que la decisión 'única, exclusiva y unilateral' depende, en este caso, de Publimedia.

Los responsables de la campaña, Catholics for Choice, cuentan con delegaciones en Suramérica y en España, donde se reúnen desde 1997 bajo el nombre de Católicas por el Derecho a Decidir (CDD). La vicepresidenta en España del movimiento, Mar Grandal Seco, no se mostró extrañada por la decisión: 'La Iglesia católica hubiese puesto el grito en el cielo si estos carteles se colocasen coincidiendo con la visita del papa a Madrid'.

Grandal espera una rectificación para que la campaña pueda salir en agosto, tal y como estaba previsto. 'Se debe notar que hay católicos que disienten con la jerarquía', apostilla, a la vez que reivindica el uso del preservativo 'para una sexualidad sana'.