Público
Público

Madrid y Barcelona se preparan para sendas huelgas del transporte

En la capital, más de 15.000 trabajadores están llamadas a secundar los paros. La ciudad condal tendrá unos servicios mínimos del 50% en metro y 33% en autobuses

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Mañana lunes, los trabajadores del transporte urbano irán a la huelga tanto en Madrid como en Barcelona contra los recortes en los salarios. 

Los 8.600 trabajadores del servicio de autobuses urbanos de la EMT (Empresa Municipal de Transportes) y los 7.600 de Metro de Madrid están llamados a secundar la jornada de paros parciales, la cuarta conjunta que hacen ambos transportes públicos desde hace un mes.

Los paros parciales en el metro serán en tramos de tres horas, una más que en convocatorias anteriores, mientras que en la EMT serán en tramos de dos horas. Han sido convocados por los sindicatos para protestar por la rebaja salarial de los trabajadores, la supresión de la paga extra de Navidad, los recortes en los complementos de baja por enfermedad y la subida de las tarifas a los usuarios en los meses de mayo (11 %) y septiembre (2 %).

Los representantes de los trabajadores de Metro no han firmado el acta de los servicios mínimos por considerar que 'proporcionalmente' son más altos que en paros precedentes 'porque son los mismos y ahora hay menos trenes'.

Por otra parte, en Barcelona, la Conselleria de Empresa y Empleo de la Generalitat ha dictado unos servicios mínimos del 50% en Metro y del 33% en autobuses de Transportes Metropolitanos de Barcelona (TMB) para este lunes en las franjas en las que sindicatos han convocado paros, según ha informado la compañía.

En el Metro, los paros están convocados en dos franjas dentro del horario del servicio: de 6.30 a 9.30 horas y de 17 a 20 horas, en los que la Generalitat fija que circulen uno de cada dos trenes; en el resto del horario, el servicio será el normal.

Respecto a autobuses, los paros se producen entre las 9.30 y las 14.30 horas y de 20 hasta las 0 horas, en los que ha estipulado unos servicios del 33% en las líneas 9, 11, 21, 24, 63, 65, 92, 95, 109, 150, 157 y D20, y un coche en cada línea de Bus de Barri; en el resto del horario, servicio habitual.

TMB ha lamentado esta nueva convocatoria de paro, que como las anteriores se dirigen contra una disposición del Gobierno que afecta a todo el sector público y que es de aplicación obligada.

Según un comunicado, TMB asegura que ha ofrecido alternativas para neutralizar el efecto de esta normativa en el poder adquisitivo de los trabajadores y que ha dado como fruto el acuerdo suscrito con dos sindicatos de autobuses.