Público
Público

Madrid y París piden avanzar en la unión bancaria

François Hollande defiende que Europa no imponga más condiciones en materia económica a España en caso de rescate.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

España y Francia quieren que en la cumbre de la UE de la próxima semana se de un impulso definitivo a la unión bancaria. El presidente francés, François Hollande, ha manifestado este miércoles que comparte con el Ejecutivo español la intención que desde el próximo Consejo Europeo se avance 'tanto como sea posible' en la integración bancaria de la eurozona. Hollande afirmó en la conferencia de prensa al final de la cumbre hispano-francesa celebrada hoy en París y junto al presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, que ambos países tienen 'la misma concepción de lo que hay que hacer en las próximas semanas que nos separan de grandes citas'.

Rajoy, por su parte, recordó: 'Europa adoptó (...) en junio una serie de decisiones. Nosotros lo que queremos es algo tan elemental como que esas decisiones se cumplan', en relación a la unión bancaria y sobre el Consejo Europeo celebrado hace cinco meses. 'Antes de que termine el año tendremos que haber dado pasos sobre todo en unión bancaria y en supervisión bancaria', añadió el jefe del Gobierno español.

Según el presidente español la Unión Europea avanza en la integración bancaria, fiscal y política que se decidió en la cumbre europea de junio y se solucionan los problemas de liquidez de la zona euro de forma clara y entendible, las previsiones que ha realizado el Fondo Monetario Internacional (FMI) sobre España mejorarán.

Durante la rueda de prensa conjunta con el presidente de Francia, François Hollande, tras la cumbre bilateral que ambos mandatarios han celebrado en París, Rajoy aseguró que si Europa es capaz de avanzar en la senda marcada en la cumbre europea de junio 'se habrá avanzado para que la realidad sea mucho mejor que las previsiones de algunos organismos internacionales'.

El jefe del Ejecutivo reconoció que las estimaciones del FMI 'no son satisfactorias' ni para España ni para ningún otro país de la UE, y afirmó que el objetivo del Gobierno será 'que no se cumplan' y que se cumplan las que ha realizado el Ejecutivo español. De hecho, señaló que para 2012 es 'probable' que la estimación inicial que hizo el Gobierno de caída del PIB del 1,7% finalmente sea mejor.

El presidente francés, François Hollande, ha dicho este miércoles que corresponde al Gobierno de Mariano Rajoy decidir si pide o no el rescate, pero ha defendido que, si finalmente España presenta una solicitud, la UE no le imponga condiciones nuevas en materia de política económica.

'Me preguntan a menudo ¿cuándo va España a presentar su plan? Corresponde a España decirlo', ha dicho Hollande la rueda de prensa conjunta con Rajoy al ser preguntado por si cree que el Gobierno español debe pedir la ayuda o ya no lo ve necesario por la reducción de la tensión en el mercado.

A su juicio, lo que la UE debe hacer en todo caso es tener preparados los mecanismos de asistencia para cualquier país que necesite ayuda.

'Me preguntan a menudo ¿cuándo va España a presentar su plan? Corresponde a España decirlo'

'Por eso hemos creado el MEDE (el fondo de rescate permanente) y el Banco Central ha decidido realizar una intervención complementaria: para permitir a cualquier país recurrir a estos mecanismos sin añadir otras condiciones más allá de las que ya se han impuesto para la reducción del déficit', ha señalado el presidente francés.

El próximo Consejo Europeo que se celebra la semana que viene en Bruselas debe servir, según Hollande, para ratificar que este mecanismo de ayuda está preparado para ayudar a los países que lo pidan con el fin de reducir sus costes de financiación.

Por su parte, al ser preguntado por si ya decidido si pedirá o no el rescate, Rajoy ha afirmado que 'el contenido de la respuesta es el que usted se imagina'. Durante una intervención previa, el presidente del Gobierno ha dicho no obstante que para volver al crecimiento es necesaria 'la resolución de los problemas de liquidez de forma clara y entendible'.

La solicitud del rescate es el requisito previo que ha puesto el presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, para intervenir de forma ilimitada en el mercado de deuda. Draghi reclama además que se impongan 'condiciones estrictas' a los países que soliciten la ayuda.