Público
Público

Aguirre reprocha a la Casa de América que celebre los 50 años de la dictadura cubana

La presidenta de la Comunidad de Madrid afirma que es "escandaloso" que una institución pública celebre el aniversario de una de las dictaduras "de las más implacables y perjudiciales de la historia"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, ha remitido una carta al director general de la Casa de América, Miguel Angel Barroso, en la que afirma que es 'escandaloso' que la institución pública celebre los 50 años de la dictadura cubana, 'una de las más implacables y perjudiciales de la historia'.

En la misiva, la jefa del Ejecutivo madrileño afirma que ve 'con desagrado' cómo esta tarde se va a celebrar en el anfiteatro Gabriela Mistral de la Casa de América una velada organizada por la Embajada de Cuba con la que se pretende conmemorar el 50 aniversario del triunfo de la revolución cubana.

'Dado que la Casa de América es una institución pública en la que participa la Comunidad de Madrid, me resulta escandaloso que se preste a la celebración de los 50 años de una de las dictaduras más implacables y perjudiciales de la historia', afirma Aguirre.

La dirigente regional concluye su carta mostrando su esperanza por que 'actos de exaltación a las dictaduras no vuelvan a repetirse en la Casa de América'.

La respuesta de la presidenta madrileña se produce después de que la institución haya organizado un ciclo sobre la revolución en Cuba que incluye la proyección de 'Historias de la Revolución', dirigida por Tomás Gutiérrez Alea; la organización de mesas redondas como 'La Revolución Cubana y sus representaciones' o 'La Habana 31/12/1958'.

Según informa la página web de la Casa de América, el ciclo está destinado a aproximar al público a la época del triunfo de la Revolución cubana a través de la evocación, desde las artes y el pensamiento, por lo que organiza exposiciones, sesiones de cine, conciertos y mesas redondas sobre la revolución.

La Casa de América de Madrid aseguró hoy que, como entidad, cede habitualmente las instalaciones para celebrar todo tipo de actos, pero matizó que 'no interviene' en el contenido de los mismos.

Según informaron fuentes de esta entidad, 'la Casa de América mantiene, desde su fundación en 1992, una relación especial con las representaciones diplomáticas de todos los países iberoamericanos, cuyas banderas ondean además en su fachada'.

Como parte de esta relación, la Casa de América cede habitualmente sus instalaciones a las Embajadas latinoamericanas para que éstas realicen sus propios actos cuando lo solicitan. 'En estos casos, como es lógico, la Casa de América no interviene en modo alguno en el contenido ni en la orientación del acto', aclararon.

'Este es el caso del acto programado para la tarde de hoy en el que la Casa de América no ha tenido otra participación que ceder sus instalaciones como es usual con las diferentes representaiones diplomáticas', concluyeron.