Público
Público

La esperanza llega hasta Madrid

Medio millar de personas, en su mayoría de origen estadouidense, han seguido en directo desde un hotel en Madrid la toma de posesión de Obama, en una fiesta organizada por el Partido Demócrata

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Entre banderas y carteles con el lema “Yes, we did” (“Sí, lo hicimos”) cerca de un millar de norteamericanos festejaron la llegada del nuevo presidente estadounidense Barack Obama en Madrid. En un hotel del Paseo de la Castellana, los estadounidenses residentes en nuestro país, convocados por el Partido Demócrata, siguieron sin perder detalle la ceremonia de investidura de Obama a la americana.

La euforia y los llantos provocados por la aparición del nuevo presidente en la gran pantalla instalada para la ocasión contrastaban con el enfado y los abucheos de la sala cuando el protagonista era George W. Bush. “No puedo ni verle”, comentaban varios de los jóvenes que asistieron al céntrico hotel madrileño.

Esperanza era la palabra que iba de boca en boca entre todos ellos. “Esperanza para que con Obama se mejore la imagen de EEUU en el exterior y esperanza de que cumpla con las expectativas”, apuntaba la estudiante Brooke McTwen. La joven, que perfecciona sus estudios de periodismo en Madrid, considera que el nuevo presidente debe “ganarse al mundo” haciendo efectivas sus promesas.

La celebración no fue sólo un gesto más de patriotismo americano, sino también una fiesta por la igualdad racial. “Por primera vez, el país de las maravillas permite que gobierne un negro”, recordaba emocionado Luis Alberto Alarcón, vicepresidente del Alto Consejo para las Comunidades Negras en España.

Alarcón y la socialista Rosa Yolanda Villavicencio, primera diputada de origen colombiano en la Asamblea de Madrid, confiaron en que Obama tenga en cuenta “sus vivencias como negro en un país de blancos” a la hora de hacer política para las minorías, “tal y como él mismo ha prometido”.

Juan Fernando López Aguilar, candidato a las elecciones europeas del PSOE, hizo de portavoz de la clase política española en la celebración. “Parece que el nuevo siglo empieza ahora y no en 2001, y que comienza una nueva era en la que esperamos que EEUU y España estrechen sus relaciones”, apuntó.

En la gala posterior, celebrada en el mismo hotel, también estuvieron el vicesecretario general del PSOE, José Blanco, y la portavoz del PP en el Congreso, Soraya Sáenz de Santamaría. Artur Mas, presidente de CiU, optó por la fiesta organizada por el consulado estadounidense en Barcelona, a la que también acudieron cientos de norteamericanos residentes en la ciudad.