Público
Público

Mattel se excusa ante los consumidores chinos, según la agencia oficial

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Pekín, 21 sep (EFE).- La empresa Mattel expresó al Gobierno chino sus excusas por verse obligada a retirar millones de juguetes fabricados en China y dijo asumir su responsabilidad en los diseños defectuosos, informó la agencia oficial Xinhua.

Según la fuente oficial, las excusas a los consumidores chinos fueron efectuadas por Thomas Debrowski, alto directivo del gigante de los juguetes en su reunión con Li Changjiang, ministro de la Administración General de Supervisión de Calidad y Cuarentena (AQSIQ, en inglés).

Debrowski admitió, según Xinhua, que la mayoría de los juguetes retirados lo fueron por defectos de diseño y no por la fabricación china.

El 27 de agosto, el Gobierno chino culpó a la firma Mattel de la retirada del 85 por ciento de los juguetes por defectuosos y a los productores chinos del 15 por ciento de las partidas porque registraron un exceso de plomo en la pintura.

'Del total de 20,2 millones de juguetes devueltos por Mattel, un 85 por ciento se debió al diseño del productor estadounidense y se fabricó sobre la base de los requisitos del importador', dijo entonces Li a la prensa.

Li explicó que había visto en persona algunos de estos juguetes y que 'tenían graves problemas' en su diseño: 'Este tipo de juguetes habrían sido devueltos en cualquier país'.

'Y en lo que respecta a los juguetes defectuosos que no cumplían con los estándares debido a la concentración de plomo, la proporción es de un 15 por ciento', explicó entonces el ministro.

Anteriormente el ministerio de Comercio responsabilizó de la mayor parte de las devoluciones del material fabricado en China por Mattel a un cambio de la normativa internacional sobre la fabricación de juguetes que contenían pequeños imanes fáciles de ingerir por los niños.

El exceso de plomo se debió, según este ministerio, a un error de producción que provocó que se añadiera plomo hasta niveles nocivos en la pintura de los juguetes producidos en las fábricas chinas.